Importantes atributos y beneficios de la naranja en la salud

¡Comparte con amor!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Actualmente, la naranja se encuentra entre las diez frutas más consumidas y comercializadas del mundo, justo al lado del tomate, el plátano y la manzana.

Esta fruta proveniente de la familia citrus, de las rutáceas, con el paso del tiempo se ha convertido en un elemento indispensable en la dieta diaria de millones de familias alrededor del mundo.

beneficio de la naranjas

Realmente, resulta muy difícil no reconocerla cuando se le ve la exhibición de una tienda o mercado, incluso, cuando se camina cerca de algún árbol de esta especia.

Pues, la naranja posee características distintivas que se imprimen en la memoria.

Es bastante conocido, que existen dos clases principales de árboles citrus, en los cuales crecen dos variedades de esta fruta.

El primero sería el Citrus aurantium, de frutos amargos. Hay quienes afirman que este proviene de la India, desde antes del siglo X. Posteriormente, fue trasladado hasta Europa gracias a los árabes.

Después, se habla del Citrus sinensis, el árbol de las naranjas dulces. La opinión más popular dice que su origen se ubica en alguna región de China, y su dispersión por Europa se debe, igualmente, a los árabes.

Importancia de usar la naranja

El distintivo color y aroma de la cáscara de naranja, por ejemplo. Cuando se prepara un postre empleando esta maravillosa fruta, y toda la cocina queda impregnada con la fragancia.

Con el avance que ha tenido la medicina natural en los últimos tiempos, existe cada vez más, una tendencia que busca obtener y aprovechar los espléndidos beneficios que brindan las frutas, verduras y plantas.

En consecuencia, no es extraño observar cómo ahora las compañías de cosméticos están optando por agregar muchas de las propiedades de frutas como la naranja.

Temas relacionados

Y, por otro lado, las personas que comienzan a preocuparse más profundamente por llevar un estilo de vida saludable, se han dedicado a idear recetas, basadas en estos beneficios, que le proporcionen un alto contenido vitamínico y mineral a su dieta.

importancia del jugo de naranja en lascomidas

A la vez, no se puede ignorar el amplio uso de la fruta, específicamente de la cáscara de naranja, dentro del arte culinario.

Por lo tanto, conocer con mayor detalle las características y propiedades de la naranja, será de gran ayuda a la hora de servirse de los beneficios de esta fruta.

1.- Características de la naranja

Como se mencionó con anterioridad, la naranja es una fruta que crece en un tipo de árbol perenne, perteneciente a la familia de las rutáceas, conocido como el naranjo.

Temas relacionados

La cualidad de perenne, significa que las hojas de estos árboles se mantienen en sus ramas durante todo el año.

Sin embargo, son sensibles a las bajas temperaturas y, para garantizar la maduración apropiada de sus frutos, requieren de cantidades considerables de agua y luz solar.

el jugo de la naranja

Además, estos árboles ornamentales alcanzan una altura moderada. Por lo general, su estructura se conforma por tres ramas principales, donde crecen sus flores blancas y hojas verdes, ambas muy aromáticas, y protegidas por una serie de pequeñas espinas.

A estas hojas, las caracteriza una forma ovalada, que va adquiriendo la apariencia de una punta de lanza hacia uno de sus extremos. Miden, aproximadamente, seis centímetros de largo por dos de ancho.

Para resaltar entre tanto verde, las flores del naranjo se apropian del color blanco, a medida que crecen en racimos de dos o tres.

En cuanto a los rasgos específicos del fruto, se puede observar su forma esférica, ligeramente plana en los polos. Con un diámetro promedio de seis a diez centímetros, puede llegar a pesar hasta 200 gramos, una vez pelada.

La cáscara de naranja es gruesa y levemente rugosa, de un color naranja brillante que guarda un aroma fuerte y exquisito. Si ésta se remueve, es posible ver una fina piel blanca que protege pulpa en su interior.

Precisamente, se trata de un interior carnoso y jugoso, cuyo sabor se pasea entre lo ácido y lo dulce. La pulpa se divide en gajos, en la mayoría de los casos, se habla de hasta 12 divisiones.

Esta característica de la variación en la cantidad de azúcar que contiene la naranja, parte del clima donde se cultive el árbol. Dado que, los climas más cálidos garantizan un sabor mucho más dulce.

Otro punto importante, que se debe considerar al cultivar naranjas, está en que estas frutas dejan de madurar una vez que son arrancadas del árbol. Por consiguiente, el momento de recolección debe ser elegido con sumo cuidado.

2.- Propiedades de la naranja

Se sabe que 100 gramos de naranja contienen, al menos, 50 miligramos de vitamina C. Esto representa más del 50% de la dosis recomendada para el consumo diario de un adulto.

Por consiguiente, es válido decir que el alto almacenamiento de vitamina C, por parte de la naranja, sumado a otra gran cantidad de minerales y flavonoides, hace de esta fruta un aliado fundamental a la hora de cuidar de la salud.

beber jugo de naranja

Vitamina C contra el resfriado y otras enfermedades

Uno de los beneficios más reconocidos de la vitamina C, es su efectividad contra los resfriados.

Ciertamente, este componente por sí solo, no puede eliminar por completo esta afección. No obstante, su consumo asegura síntomas y signos mucho más leves.

Del mismo modo, incrementar los niveles de vitamina C en el organismo, contribuye a fortalecer el sistema inmunológico contra refriados, infecciones y enfermedades parecidas.

En consecuencia, es importante saber aprovechar todo este contenido vitamínico, el cual se encuentra también en la cáscara de naranja, esperando para ser utilizada.

😱Leer también: Beneficios del pepino con limón

Antioxidante por excelencia

¿Qué otro componente beneficioso se esconde dentro de la cáscara de naranja? La respuesta sería: Los flavoniodes, metabolitos secundarios famosos por sus propiedades anticancerígenas.

Al mismo tiempo, también se puede detectar el betacaroteno. Un pigmento orgánico respetado por su contenido de vitamina A, aliada del sistema inmunológico y el cuidado de la vista.

Si se mezclan estas dos sustancias bondadosas, y se le agrega la vitamina C, lo que se obtiene es un coctel antioxidante.

Este último, no solo previene enfermedades cardiacas, degenerativas, vasculares o afecciones de la visión, sino que también luchar para deshabilitar a los radicales libres, de ahí sus cualidades anticancerígenas.

Facilita la digestión

Justo entre la cáscara de naranja y la pulpa, se ubica una fina piel blanca que, de una impresión de ser insignificante, mas no lo es en realidad, pues, ésta contiene el mayor porcentaje de fibra que guarda la fruta.

Aunado a eso, estaría la concentración del magnesio en la naranja. Ambos componentes benefician el proceso de digestión, al optimizar el funcionamiento de los intestinos.

Mientras que la vitamina C, cumple una función de desinfección y disolución de residuos molestos durante la digestión.

Mejora la circulación de la sangre

Volviendo al tema de los flavonoides, los cuales son tan abundantes en las frutas cítricas, que en ocasiones son conocidos con la denominación de citroflavonoides, existe uno llamado hesperidina.

Este citroflavonoide se encuentra con mayor porcentaje en la cáscara de naranja, razón por la cual, se recomienda no descartar esta parte de la fruta cuando se prepare algún remedio casero, o alguna receta saludable.

La hesperidina es conocida por su capacidad protectora para los capilares del cuerpo humano –venas, arterias y vasos sanguíneos.

caussas de la hipertensión

Gracias a esto, las naranjas pueden ser realmente eficientes en el tratamiento contra las varices, hemorroides, hipertensión, arteriosclerosis y la mala circulación.

Por años se ha estudiado la capacidad de las naranjas para minimizar el colesterol malo, el cual se sabe, es responsable de muchas enfermedades cardiovasculares y de la circulación problemática de la sangre en el organismo.

Protege el estómago y la vista

Cuando la hesperidina de la naranja entra en el organismo, se vuelve una excelente alternativa para proteger el estómago de las úlceras y otras dolencias similares.

De la misma manera que, la vitamina C y otros antioxidantes, cumplen una función depurativa de este importante órgano, favoreciendo su buena salud y mitigando los dolores de estómago, además de facilitar el proceso de digestión.

Por otro lado, la naranja también almacena una gran cantidad del fitonutriente llamado rutina, un componente que no solo protege la vista, lo mismo que la vitamina A, sino que ayuda a reducir los síntomas de varios trastornos oculares.

Cuida y rejuvenece la piel

El alto contenido de vitamina C de la naranja, comentado anteriormente, facilita e incrementa la producción de colágeno, componente imprescindible en la salud y cuidado de la piel.

Igualmente, esta fruta posee varios minerales –magnesio, potasio, calcio, hierro- que favorecen el crecimiento y fortalecimiento de los huesos, cabello, uñas y otros tejidos.

De hecho, se ha descubierto que la cáscara de naranja sirve para tratar las manchas o quemaduras del sol, el acné y los puntos negros. A la vez, que previene la aparición de estas afecciones.

😱Leer también. Cómo combatir las líneas de expresión

Combate los nervios y el estrés

Es importante destacar que, no solo el fruto en sí guarda muchas propiedades medicinales para el organismo, sino que las hojas del naranjo también contribuyen en el cuidado de la salud.

En consecuencia, tomar una taza de infusión con las hojas de la naranja puede funcionar como un excelente calmante ante situaciones que generan un gran nerviosismo.

beneficios de tomar jugo de naranja

3.-Tratamientos cosméticos caseros con naranja

Si la intención es cuidar de la belleza, no hay mejor opción que elegir tratamientos naturales realizados completamente en casa, aprovechando las bondades y beneficios que regala la naturaleza, a través de frutas como la naranja.

Agua de naranja refrescante para la piel

  • ½ litro de agua
  • Cáscara de naranja (al menos 2 naranjas)
  • 1 botella con rociador

La preparación comienza al colocar el agua a hervir, mientras tanto se procede a lavar y pelar con cuidado las naranjas. Una vez que el líquido haya empezado a borbotear, se retira del fuego y se almacena en un recipiente con tapa.

Por supuesto, antes de cerrar el contenedor, se deben agregar las cáscaras de naranja, luego se deja reposar el agua por, al menos, un día completo.

Pasado este tiempo, se debe depositar el agua dentro de la botella con rociador, acto seguido se guarda en la nevera o refrigerador. Ésta puede durar hasta cincos días.

El modo de empleo es sumamente sencillo, se trata de rociar el agua sobre el rostro antes de aplicar el maquillaje, o en la noche después de limpiarlo, ya para irse a dormir.

Mascarilla facial con cáscara de naranja

  • Cáscara de naranja (reducida a polvo)
  • Yogur

Para reducir la cáscara de naranja a polvo, primero se retiran de la fruta, se envuelven en una toalla de papel absorbente, y se colocan en algún lugar de la casa donde reciban la luz del sol directa, por varios días.

Una vez que la cáscara se seque completamente, se colocan dentro de un procesador de alimentos, y se trituran hasta que solo quede polvo, que luego se mezclará con el yogur.

Posteriormente, se obtendrá una pasta de color naranja. La cual se aplicará en el rostro utilizando los dedos, y se debe dejar actuar por media hora.

Cuando el tratamiento finalice, hay que enjuagar el rostro con abundante agua, agregando al final la crema hidratante de uso cotidiano.

Esta mascarilla es maravillosa para la piel grasosa, pues, las vitaminas escondidas en la cáscara de naranja ayudan a controlar la producción excesiva de aceite.

yogurt y limón para la piel del rostro

Tónico de romero y naranja

  • ½ litro de agua
  • 1 cucharadita de romero
  • Cáscara de naranja (al menos 2)

El primer paso consiste en colocar el agua, el romero y la cáscara de naranja dentro de una olla y se deja hervir por un mínimo de media hora. Cuando concluya este lapso de tiempo, se retira del fuego para dejarla reposar.

Entonces, es posible colar el tónico, para almacenarlo, preferiblemente, dentro de un frasco de vidrio. Y éste se debe aplicar sobre el rostro limpio, utilizando un algodón húmedo, cada noche.

Mascarilla de clara de huevo y cáscara de naranja

  • 1 huevo
  • 1 cucharada de cáscara de naranja (reducida a polvo)
  • 1 toalla limpia
  • Agua fría (la cantidad necesaria)

En primer lugar, se toma la cáscara de naranja para realizar el proceso de reducción explicado anteriormente, con la toalla de papel absorbente y el procesador de alimentos, a fin de obtener el polvo.

Seguidamente, se debe separar la clara del huevo, y batir para ir agregando el polvo de cáscara de naranja, hasta integrarlo por completo.

A continuación, se aplica sobre el rostro limpio, con la ayuda de una brocha o, simplemente, con los dedos, dejándola actuar por 15 a 20 minutos.

Resulta fundamental recordar que esta mascarilla solo se debe utilizar de noche, cuando ya la luz de sol se haya ocultado, para evitar que esta luz pueda causar algún daño sobre la piel.

😱Leer también: Mascarillas a base de yogurt para el rostro

Para lograr un efecto más profundo sobre la piel, se pueden realizar suaves masajes circulares sobre las zonas donde se aplicó la mascarilla, valiéndose de los dedos humedecidos con un poco de agua tibia.

Luego de los masajes, se debe utilizar la toalla sumergida, previamente, en el agua fría, para cubrir el rostro por, al menos, un minuto.

Durante este tiempo, conviene relajarse y dejar que el tratamiento haga su trabajo al repetirlo tres veces más.

Finalmente, la mascarilla se retira al enjuagar el rostro con abundante agua, para asegurarse de eliminar cualquier rastro. Lo importante de este tratamiento, será la constancia.

Mascarilla de banana, miel y naranja

  • 1 banaba
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de jugo de naranja

El proceso comienza al pelar la banana y cortarla por la mitad. Seguidamente, se debe extraer el jugo de una naranja. Entonces, hay que triturar la banana hasta convertirla en puré.

Después se añade la miel y el jugo de naranja, pero solo una cucharada. Estos ingredientes se mezclan hasta convertirse en una pasta suave y homogénea.

A continuación, se aplica la mascarilla sobre todo el rostro, para dejarla actuar por media hora. Una vez culminado ese lapso de tiempo, hay que retirar todos los residuos con agua fría.

Tratamiento de frío con naranja

  • ½ litro de agua
  • 1 naranja
  • Molde para hielo

Se trata de una receta muy sencilla. Para empezar, se exprime el jugo de la naranja, para mezclarlo bien con el agua.

Acto seguido, esta agua de naranja se debe verter en el molde para hacer hielo, y se lleva al refrigerador para congelar.

Una vez obtenidos los cubos de hielo, solo hay que tomar uno y pasarlo suavemente por todo el rostro, haciendo énfasis en la zona T.

Luego de esperar, por lo menos, diez minutos, se procede a enjuagar el rostro con agua fría. Dado que el tratamiento debe realizarse en la noche, es importante señalar la necesidad de limpiar muy bien la cara, antes de exponerla al sol.

4.- Jugos y comidas saludables con naranja

De la misma manera, en que se aprovechan las propiedades de la naranja con fines cosméticos, también es posible utilizarlas para beneficiar la salud del organismo en general.

Batido de naranja, mango y banana

  • 1 mango
  • 1 naranja
  • 1 banana
  • 1 taza de yogur (descremado)

Para la preparación de este nutritivo batido, se extrae el jugo de la naranja, luego se licua el mango con un poquito de agua, para obtener su jugo. Luego, ambos líquidos se colocarán por separado en moldes para hielo, y serán llevados al congelador.

A continuación, se pela y corta la banana en pequeños trozos, para colocarlos en la licuadora junto al yogur, entonces se mezcla un poco. Después se sacan los juegos de mango y naranja congelados, y se añaden también a la licuadora.

Hay que continuar batiendo, hasta conseguir que todos los ingredientes se integren completamente, y la textura sea suave y agradable.

Jugo de naranja para combatir en colesterol malo

  • ½ taza de jugo de zanahoria (sin azúcar)
  • 1 manzana
  • ½ taza de jugo de naranja (sin azúcar)
  • 1 tallo de apio
  • Jengibre (al gusto)

En primera instancia, se debe lavar y picar la manzana en pedazos pequeños, para poder colocarla en la licuadora, lo mismo con el tallo de apio. Seguidamente, se vierte el jugo de zanahoria y el de naranja.

Todo esto se licua a velocidad máxima, para asegurarse de eliminar todos los grumos, su puede agregar un poquito de agua, si lo desea. Al igual que el jengibre, la cantidad dependerá del gusto.

Gelatina de naranja

  • 4 naranjas
  • ¼ kilo de fresas
  • 1 sobre de gelatina (sabor naranja)
  • 3 cucharadas de azúcar

Este postre resulta delicioso y saludable, perfecto para los pequeños de la casa, o de las personas que decidan optar por una dieta más provechosa para para el bienestar del organismo.

Lo primordial, es cortar y exprimir dos de las naranjas para obtener su jugo. Acto seguido, se coloca dentro de la licuadora, a la vez que se agrega el azúcar y la gelatina en polvo.

Una vez que el polvo se haya disuelto, hay colocar el jugo en un recipiente y dejarlo en el refrigerador por todo el tiempo que necesite para cuajar.

Mientras tanto, las fresas se lavan y se pican en pequeños trozos. Luego, las dos naranjas restantes son abiertas por la mitad, para poder extraerle los gajos, sin dañarlos.

Entonces, las cáscaras de naranja vacías deben ser enjuagadas con cuidado. Dado que, dentro de ellas, se colocarán los trozos de fresas y los gajos. Y para coronarlas, la gelatina de naranja.

Budín de naranja

  • 100 cc de jugo de naranja
  • 300 gramos de harina de trigo
  • 150 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 200 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • Cáscara de naranja rallada (al menos 2 naranjas)
  • 50 cc de leche

En la batidora, cremar la mantequilla y el azúcar, luego de un pequeño rato, incluir la ralladura de la cáscara de naranja. Cuando estén bien integradas, se le añade a la mezcla, los huevos y el jugo de naranja.

Posteriormente, al observar que se tiene una crema homogénea, se vierte la leche, y se tamiza la harina, para seguir batiendo.

Una vez que todo esté perfectamente integrado, se deja reposar la mezcla, mientras se preparan los moldes que se usarán.

Por último, los moldes ya llenos se llevan al horno precalentado por, al menos 20 minutos, con una temperatura de 180° C.

😱Leer también: Diferentes maneras de preparar pudin de plátano

Temas relacionados
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.