Beneficios de los masajes para el cuerpo

masajes relajantes
¡Comparte con amor!
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Nuestro cuerpo muchas veces necesita ser consentido. ¿Qué mejor manera de hacerlo, que con un masaje totalmente natural y efectivo?

Los masajes son una serie de acciones, realizadas con la mano, sobre diferentes partes del cuerpo, con el objetivo de aliviar alguna dolencia, tensión e incluso, lesiones.

Estos movimientos implican presionar, frotar, amasar o impactar con las manos sobre la superficie corporal, siguiendo un ritmo o intensidad específico, sin causar daño.

Hoy en día, los masajes se realizan para alcanzar beneficios terapéuticos, de recuperación deportiva y, en ocasiones, beneficios estéticos también.

Este maravilloso invento, es realmente antiguo. Mucho más, si tenemos en cuenta que, a veces, nosotros realizamos una especie de masaje sobre la zona afectada, cuando recibimos algún golpe inesperado.

Generalmente, lo hacemos de forma inconsciente. Como si en el fondo de nuestra mente supiéramos que frotar, presionar o amasar, puede mitigar el dolor. Lo mismo, se ha descubierto que hacen los animales.

Masajes

Historia de los masajes

El estudio de algunos jeroglíficos encontrados en Egipto, ha permitido observar cómo los sacerdotes, encargados de cuidar y sanar el cuerpo y la mente en aquella época, ya empleaban técnicas increíblemente similares a los masajes.

Incluso, los beneficios de esta técnica para la recuperación deportiva, también era explorada en la antigüedad.

Un ejemplo de ello, es la evidencia encontrada en algunos escritos de Homero. Donde dejaba en claro, cuán importante eran los masajes para el tratamiento de los atletas en Grecia.

😱Leer también: La meditación: Ventajas y desventajas

Temas relacionados

Del mismo modo, en la India también existieron importantes consideraciones sobre los beneficios de los masajes en la medicina. Sin embargo, es en China donde se comienza a tomar con total seriedad el empleo de estas técnicas.

Junto con la acupuntura y las hierbas medicinales, los masajes representaron en la China milenaria uno de los más importantes avances médicos. Al grado de que, los emperadores tenían masajistas personales, para tratar todo tipo de dolencias.

Fue en esta región, donde se comenzó a dejar importantes registros escritos sobre estas técnicas. Un claro ejemplo de ello, fue la publicación del libro Kong Fou, que ubicaba a los masajes en un lugar relacionado con los ejercicios físicos.

Pese a la amplia aceptación de estas técnicas, en las sociedades antiguas. Cuando llegó la Edad Media, existió un retroceso en su práctica.

Ocasionado por la represión religiosa que se impartía sobre el cuerpo. Y se consideró este método, como libidinoso.

Temas relacionados

Posteriormente, se logró reiniciar el empleo de estas técnicas durante el Renacimiento, basándose en los conocimientos extraídos de los registros y escritos de la antigüedad.

Igualmente, los árabes tuvieron un importante papel en la preservación de este método milenario. Hasta que, actualmente, es una técnica totalmente reconocida por sus indudables beneficios.

Y, no solo se emplean los masajes para tratar específicamente alguna dolencia, sino que también son muy buscados para liberarnos de muchas tensiones ocasionadas por el estrés de la vida moderna.

😱De  interés para ti: ¿Cómo evitar el estrés?

Para ello, es importante saber en qué zona del cuerpo tienen los masajes más efectividad. O, qué efectos tiene sobre la salud, dependiendo del lugar dónde se apliquen.

masajes en el cuerpo

Por supuesto, lo mejor es recurrir a un profesional calificado, que entienda perfectamente cómo debe ser aplicado este método. Asegurándose de aprovechar todos los beneficios, sin dañar de ninguna manera el cuerpo.

Dar un buen masaje, puede ser todo un arte. Pero la sensación de relajación y renovación de energías, luego de recibirlo, valen completamente la pena. Sin duda alguna, nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

¿En qué zona del cuerpo sería el masaje ideal?

Probablemente, los masajes más conocidos son los que se aplican en los hombros y espalda, para aliviar la tensión y desaparecer los nudos. Esta es una manera muy eficaz de reducir el estrés.

Sin embargo, existen otras zonas del cuerpo, donde un masaje sería altamente beneficioso. Lo más importante, es conocer estos lugares para sacarles el mayor provecho.

Masajes en el cuero cabelludo

La estimulación del cuero cabelludo a través de un mensaje, no solo sirve para eliminar la tensión de la zona craneal, sino que también ha probado ser muy efectivo para reactivar y acelerar el crecimiento capilar.

Para éste, no es necesaria una preparación previa muy significativa. Incluso, puede ser aplicado por nosotros mismos mientras nos tomamos un descanso en el trabajo, o un ratico antes de ir a dormir.

Claro que, recurrir a un profesional nos garantizará un efecto más profundo de los masajes, y una técnica mucho más depurada.

Entre los cuidados a tener en cuenta, es importante lavar las manos antes de realizar el masaje.

Puesto que, algunas personas tienen un cuero cabelludo bastante sensible, propenso a ensuciarse con facilidad, dando paso a las micro infecciones.

Masajes en el rostro

Los masajes faciales, suelen ser una alternativa importante para prevenir la aparición de las líneas de expresión.

masajes en el rostro

Mayormente, van acompañados por la aplicación de cremas o productos de belleza, para garantizar un mejor efecto de los mismos.

La clave para este tipo de masajes, es la suavidad y los movimientos, destinados a mejorar la circulación de la sangre, y relajar los músculos del rostro.

Incrementar la circulación de la sangre a través de las diferentes zonas del cuerpo, aseguran un óptimo transporte del oxígeno y los nutrientes que necesita la piel, para rejuvenecerse y fortalecerse.

Una piel oxigenada y nutrida, luce más brillante, suave y firme. Además de que conserva su aspecto saludable durante mucho más tiempo.

😱Tema recomendado: Cera de abejas

Como nuestro rostro también está formado por músculos, promover la relajación de estos, nos libra del estrés y minimiza la aparición de arrugas y líneas de expresión, dándole una apariencia tersa y juvenil a nuestra piel.

Evidentemente, es necesario mantener nuestras manos limpias, antes de tocarnos el rostro. Asimismo, es oportuno emplear productos como leches limpiadoras, cremas hidratantes, cremas nutritivas y tónicos.

Masajes en la oreja

Se trata de una parte del cuerpo, que puede llegar a ser ignorada a la hora de un masaje, si no se es un experto.

Años de estudio en el campo de los masajes, han permitido comprender su importancia dentro del tratamiento para dolencias ubicadas en otras zonas del cuerpo.

La medicina tradicional China, nos dejó toda una técnica terapéutica dirigida, únicamente, a las orejas.

Mediante la estimulación de puntos específicos, se busca generar un efecto favorecer en determinadas partes del cuerpo, asociadas con el punto inicial.

Esto es posible, gracias a que la forma de la oreja, luce como un bebé acostado en posición fetal, pero con la cabeza hacia abajo.

Aparte de reducir el estrés y aliviar dolencia, se espera que los masajes en esta parte del cuerpo, pueda mejorar la circulación de la energía a través de nuestro ser. Mientras se estimulan ambos hemisferios del cerebro.

Otros beneficios serían, la relajación de los músculos del cuello y la mandíbula, permitiendo una mejor respiración. A la vez que, se reduce la ansiedad, y se promueve la desintoxicación del cuerpo.

De la misma manera, alivia dolores de cabeza, y nos permite librarnos del estrés ocasionado por los ruidos molestos que nos han atormentado durante todo el día.

¿Cuáles son los tipos de masajes?

Los beneficios de los masajes son tantos, que el paso de los años ha permitido extender y perfeccionar las diferentes técnicas para realizarlos.

Actualmente, la clasificación de estos métodos, depende del tipo de movimiento, la intensidad, los materiales utilizados, entre otros aspectos.

Conocer a profundidad los tipos de masajes, nos permite decidir con mayor claridad qué vamos a buscar dentro de algún spa o centro de masaje.

Masaje relajante

masajes relajantes

Fácilmente, se trata de uno de los tipos más reconocidos de masajes. Como su nombre bien lo explica, la función principal de este método, es liberar a nuestro cuerpo de toda esa carga de estrés que se acumulada.

Generalmente, suelen concentrarse con la zona de la espalda, hombros y cuello. Pero puede ser realizado a lo largo y ancho de todo el cuerpo.

Su intención inicial es, descontracturar los músculos, para liberar una agradable sensación de tranquilidad y descanso en todo nuestro cuerpo.

Pero al mismo tiempo, proporciona otros beneficios igual de importantes. Para empezar, los masajes relajantes mejoran la circulación de la sangre, en las diferentes zonas del cuerpo, garantizando una mayor oxigenación de los órganos.

Cuando el masaje es impartido por un profesional, es capaz de mitigar dolores musculares leves, al relajar el músculo y los nervios, devolviéndole la elasticidad perdida.

Masaje terapéutico

Este tipo de masaje, solo se aplican bajo prescripción médica. Puesto que su intención es aliviar dolores fuertes o enfermedades, relacionadas con los músculos, tendones, huesos y otros.

En consecuencia, la persona que los aplique debe ser un profesional capacitado, conocedor de los diferentes métodos necesarios para un masaje terapéutico eficiente, según la dolencia que se vaya a tratar.

😱Tema recomendado: Acupuntura para el dolor de cabeza

Masaje deportivo

Están destinados para mejorar o mantener el rendimiento de los deportistas, en cualquier disciplina. Usualmente, son llevados a cabo por algún fisioterapeuta, quienes conocen sobre las lesiones de los atletas, y su proceso de recuperación.

Por consiguiente, los masajes deportivos funcionan preparando los diferentes tejidos antes y después de una actividad física extenuante. Esto previene las lesiones musculares, y colabora en su recuperación.

Drenaje linfático

Para mejorar el funcionamiento del sistema endocrino, se ha ideado lo que se conoce como drenaje linfático. Una serie de movimientos lentos y suaves sobre el cuerpo, que buscan mejorar la circulación de los líquidos a través del organismo.

drenaje linfatico

Su funcionalidad se basa en el incremento del flujo linfático, reduciendo edemas, inflamaciones o retención de líquidos.

Gracias a sus efectos positivos sobre el sistema inmunológico y nervioso del cuerpo, resulta ideal para preservar y mejorar la salud general del organismo.

Masaje estético

El mencionado drenaje linfático, también puede ser empleado desde una perspectiva estética. El control de la retención de líquidos, por ejemplo, es aprovechado cuando se intenta perder peso.

Asimismo, la mejora en la circulación de la sangre y otros fluidos, ayudan a reducir o prevenir la celulitis. A la vez, que se rejuvenece la apariencia de la piel, regresándole el brillo, la hidratación, la elasticidad.

Un masaje estético, puede incluir la estimulación de los músculos del rostro que, como se explicó con anterioridad, promueve una circulación correcta de la sangre, oxigenando la piel y revitalizándola.

Reflexología podal

La reflexología podal, es bastante similar a los masajes en la oreja, en el sentido de que se toma al pie como una representación o mapa de todos los órganos y procesos del cuerpo.

Entonces, si se masajean o tratan determinadas zonas del pie, una acción reflejo sucederá en el órgano representado, actuando en su mejora o curación, si éste sufre alguna afección.

Masaje balsámico

También conocido como gotas de lluvia, el masaje balsámico mezcla los clásicos movimientos lentos, relajantes y precisos, con variados aceites naturales, para lograr una máxima absorción.

El objetivo de esta clase de masajes, es garantizar el aumento de las defensas del cuerpo, frente a bacterias o virus, que pueden generar cansancio y una degradación en la columna vertebral.

Masaje japonés o Shiatsu

Es un tipo de masaje muy especial, dado que su intención es curar al cuerpo por medio del flujo adecuado de energía.

masaje japones

Para ello, sigue como guía los puntos básicos utilizados en la acupuntura. Además de las manos del masajista, es necesario incluir técnicas de respiración para el paciente.

Masaje Lomi-Lomi Hawaiano

Se trata de otro masaje que utiliza o promueve el flujo de energía, como fuente de curación y conservación de la salud.

La historia cuenta que los hawaianos, se basaron en los movimientos de las olas del mar, para idear la técnica correcta que se aplica hoy en día.

Una característica esencial de estos masajes, es que se utiliza el antebrazo, el brazo y el codo para aplicar dichos movimientos y la presión.

¿Cómo hacer masajes en cada zona del cuerpo?

Aunque lo más recomendado es acudir a ver un masajista profesional, no solo porque se obtendrá la mejor experiencia, también hay que tomar en cuenta, que ellos conocen y manejan las técnicas reales para que un masaje funcione.

Sin embargo, todavía existen algunos masajes pequeños, pero efectivos, que podemos realizar nosotros mismos desde casa.

Masajes relajantes auto aplicados

En primer lugar, es importante disponer de alguna habitación calmada, libre de energías negativas, o fuentes de estrés. Recordemos, la intención es relajar nuestro cuerpo, deshacernos de toda la carga negativa que nos consume.

No se trata de construir una cabina de masaje profesional dentro de la casa. Podemos ubicarnos en nuestra habitación, ambientarla con algunas velas aromáticas, atenuar las luces, colocar música relajante, y ajustar la temperatura.

Para la preparación de tu cuerpo, una opción ideal es tomar primero un baño con agua caliente, si es posible utiliza alguna de esas sales de baño, que permitirán relajar los músculos antes del masaje.

Después de salir del baño, procura secarte con una toalla tibia, esto preservará la temperatura del cuerpo, y lo mantendrá cómodo. Seguidamente, puedes frotar tu piel suavemente con algún aceite o crema humectante.

¿Cómo masajear el cuello, los hombros y la espalda?

Comienza a masajear desde la parte superior de tu cuerpo hacia abajo. Con los dedos, realiza pequeños movimientos circulares desde la base del cráneo, bajando por el cuello hasta llegar a los hombros.

masaje de espalda

No presiones con mucha fuerza, pero mantén un movimiento firme. Tu mano izquierda se encarga del lado derecho, y viceversa. Con tus dedos, intenta sentir los nudos que se han formado, y trátalos con los movimientos circulares.

😱Para leer también: Las quemaduras ¿Cómo aliviar el ardor de las quemaduras?

Asimismo, puedes intentar cerrar tus manos en puño, para frotar suavemente describiendo círculos sobre tu columna vertebral, de arriba hacia abajo, y de regreso.

También intenta masajear lentamente tus orejas. Desde la punta de arriba, bajando y bajando hasta alcanzar el mentón. Mientras tanto, no olvides manejar tu respiración, profunda y pausada.

Luego de terminar de trabajar los músculos de la espalda, hombros y cuello, es importante estirarlos un poco. Intenta usar tus dos brazos para abrazarte a ti mismo.

Si deseas seguir masajeando tu espalda, puede intentar con otros métodos bastantes creativos. Primeramente, toda una pelota de goma, sin importar su tamaño.

Párate dándole la espalda a una pared lisa, entonces coloca la pelota sobre tu espalda y recuéstate sobre la pared. Ahora, puedes comenzar a moverte de forma circular, sintiendo como la pelota va trabajando tu espalda.

También, puedes mover la pelota y posicionarla más arriba o más abajo sobre la espalda. Y alternar con movimientos hacia arriba y hacia abajo.

De una manera similar, pero con un rodillo de goma y acostado sobre el piso, utiliza tus pies para impulsarte, creando un movimiento de arriba hacia abajo, lento, suave y constante, acompañándolo con la respiración.

¿Cómo masajear el abdomen?

De pie con tu abdomen desnudo, realiza movimientos circulares desde la zona más alta del abdomen, y ve bajando hasta el vientre.

masaje del abdomen

Con los dedos, golpetea suavemente sin causar daño, sobre la parte baja del vientre. Concéntrate en el ritmo, comienza en el centro y ve moviéndote hasta los lados, luego comienza otra vez.

Detén los masajes durante un momento, mantén tus brazos pegados al cuerpo y comienza a girar la cintura, sin brusquedad, solo para aflojar un poco más los músculos.

Por último, emplea los pulgares y los otros dedos para pellizcar con cuidado sobre todo el abdomen, como si intentaras amasar algo, pero sin demasiada fuerza.

¿Cómo masajear los brazos?

El primer paso, consiste en poner a temperatura los brazos, es decir, hay que calentarlos. Para ello, utiliza la palma de tus manos y golpea levemente toda la extremidad, desde la muñeca hasta el hombro.

Mientras vas alternando con movimientos circulares y los golpes, recorre los brazos de arriba hacia abajo, hasta conseguir que tus brazos se sientan calientes y relajados.

masajes de los brazos

Trabajar las manos es igual de importante, con tu pulgar y el resto de tus dedos, aprieta suavemente, pero firme, la palma de la mano contraria y cada uno de los dedos, desde la base hasta llegar a la punta.

No olvides masajear con cuidado las articulaciones de los dedos. Luego, puedes tirar suavemente de cada uno de ellos. Si estás utilizando algún aceite para masajes, aplícalo sobre tus manos y frota hasta que se calienten.

¿Cómo masajear las piernas?

Para esta parte del cuerpo, se requerirá usar un poco más de fuerza, aumentando de forma progresiva.

Al comienzo, solo desliza suavemente las manos, desde los tobillos hasta la zona alta de los muslos. Un aceite para masajes es ideal en este caso.

Cuando comiences con los movimientos circulares, que recorrerán toda la extremidad, inicia con delicadeza, a medida que avances aumenta la presión, ganando profundidad en los movimientos.

masaje de las piernas

Utilizando las manos completas, aprieta firmemente los músculos de toda la pierna, sin lastimar, pero marcando un ritmo constante y firme, para que la estimulación se sienta.

¿Por qué hacer masajes en el cuerpo?

Los masajes representan un método totalmente natural, que está destinado a mejorar y preservar la salud e integridad física del cuerpo empleando, justamente, el mismo cuerpo.

Resulta imposible negar, la larga lista de beneficios que esta técnica le proporciona a nuestro organismo, desde alivio a las dolencias musculares, hasta la correcta funcionalidad de los diferentes órganos.

Independientemente de si alguna afección requiere que recibamos cualquier tipo de masaje, para cuidar a nuestro cuerpo, es necesario consentirlo de vez en cuando.

Un cuerpo feliz, nos dará muchas oportunidades para afrontar los retos de nuestra vida diaria. Cuando nos sentimos bien físicamente, nuestra visión del mundo se vuelve más positiva.

😱Tema de importancia: Descubre la gran importancia del selenio

Entre las muchas cualidades de los masajes, también podemos encontrar que ayuda al cuerpo a descansar realmente cuando se va a dormir. Por lo que se repone energía, y se rejuvenece para trabajar durante todo el día.

importancia de los masajes

Por otro lado, cuando la sangre circula adecuadamente en el organismo, el oxígeno llega a todos los órganos, y promueve un funcionamiento óptimo.

Igualmente, para las personas que tienen trabajos demandantes físicamente, una terapia de masajes, servirá para prevenir lesiones musculares futuras, pues, mejora la resistencia de los músculos y otros tejidos.

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.