Conozca todo sobre la obesidad y el sedentarismo

¡Comparte con amor!
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

¿Qué es el sedentarismo?

Qué es el sedentarismo

El sedentarismo es un factor de riesgo modificable, en el cual una persona se aleja de la actividad física. Limitando su cuerpo a la comodidad donde no incluyan esfuerzos físicos alguno.

El hecho de que sea modificable significa que al adoptar un estilo de vida que incluya la práctica del ejercicio físico. Este a su vez influencia en la mejora de la salud de la persona sedentaria. Con esto se logra que mejore notablemente la salud de la persona.

¿El sedentarismo ocasiona la obesidad?

¿El sedentarismo ocasiona obesidad?

Sí, efectivamente los indicios de la aparición de la obesidad se debe al sedentarismo, es decir a la inactividad física.

La obesidad en un concepto coloquial, se debe al consumo excesivo de alimentos ricos en grasas. Además, debido a la existencia del sedentarismo, la persona no es capaz de quemar o disminuir aquellos alimentos ricos en grasas debido a que no realizan ninguna clase de actividad física.

Una de las causas por las que el ser humano lleva este estilo de vida sedentaria, se debe en su mayoría al entorno ”obesogénico” que azota el mundo. Esto porque, actualmente, las ciudades y barrios debido a los inventos por parte del ser humano, no parecen estar diseñados con el fin de que las personas tengan una vida físicamente activa.

Los diseños arquitectos, como la elaboración de grandes cantidades de edificios de gran altura obligan a las personas a tener que usar más ascensores que escaleras. Por otro lado también se encuentran la multiplicación masiva de cadenas de comida rápida esparcidas en casi todas las ciudades del mundo.

En este mismo orden, también se señala la relación que existe entre la ocupación de la gran mayoría del tiempo sentados frente al televisor o computador y cuando aparece el sobrepeso y la obesidad. Debido a que gran parte de los casos el estilo de vida del sedentario, como se dijo anteriormente. Incita al consumo adicional de meriendas, y esto ocasiona un aporte calórico que no es quemado posteriormente.

Por otro lado, hay que tomar en cuenta que, la obesidad tiene efectos totalmente adversos sobre nuestro organismo, las cuales tienen como resultado:

  • Problemas del movimiento corporal, o locomotores.
  • Cambios en el metabolismo produciendo síndrome del metabolismo.
  • Posible riesgo de presentar otras enfermedades graves como por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, enfermedades renales, etc.

¿Cómo la obesidad puede ocasionar enfermedades cardiovasculares y cuáles son esas enfermedades?

Enfermedades que ocasiona la obesidad

Temas relacionados

En la obesidad existen diversos efectos adversos que ponen en riesgo la vida del ser humano. Y estadísticamente suele ser uno de los causantes de mayor mortalidad en el mundo.

La obesidad ha sido catalogada como uno de los factores de riesgo más importantes de hipertensión arterial (HTA), Ateroesclerosis, enfermedad coronaria (EC) y daño renal.

Hipertensión arterial

La obesidad está involucrada con la hipertensión por mecanismos tales como:

  • Resistencia a la insulina e hiperinsulinemia.
  • Aumento de la actividad hormonal como la actividad adrenérgica y de las concentraciones de la aldosterona.
  • Retención electrolitos como el sodio con mayor cantidad de agua aumentando el gasto cardíaco.
  • Producción de una alteración de la función endotelial a través de moléculas como leptina, adiponectina y factores genéticos.

Entonces bien, la obesidad provoca un fuerte engrosamiento de las cavidades ventriculares sin dilatación alguna de la misma. Siendo esto un proceso conocido como remodelación concéntrica.

Todo esto ocasiona que en el ventrículo se produzca un aumento notorio del grosor parietal teniendo como resultado una hipertrofia ventricular izquierda concéntrica.

Temas relacionados

Ateroesclerosis

Ésta ateroesclerosis se trata de una afección que puede terminar produciendo una potente enfermedad. Esta se origina en el interior de las arterias, que ocurre debido al conglomerado de grandes cantidad de grasa, colesterol en todas sus presentaciones y otras sustancias en las paredes de las mismas.

Estos depósitos de grasa en el interior de las arterias reciben el nombre de placas de ateroma. Además, con el tiempo, estas placas pueden estrechar u producir una obstrucción completa las arterias y causar problemas en todo el cuerpo. Al punto de poder producir pequeños trombos, las cuales pueden terminar originando un infarto agudo al miocardio (IAM).

Enfermedad coronaria

Enfermedad coronaria

En este caso, se encuentran relacionadas la obesidad y la enfermedad coronaria. La misma está prácticamente mediada por diversos factores de riesgos tales como:

  • La hipertensión arterial.
  • Dislipemia.
  • Diabetes mellitus sobre todo la de tipo 2.

Sin embargo, todos estos factores no explican totalmente la manera en la que se asocian la obesidad y la enfermedad coronaria. Esto debido a que todavía quedan investigaciones abiertas sobre estos temas.

Daño renal

Los riñones de una persona obesa están cubiertos por una capa de grasa de las cuales esta abarca y se ubica en el hilio renal rodeando la médula de los mismos. Originando de esta manera un aumento del depósito de células intersticiales y de la matriz extracelular entre los túbulos renales. Esto induce un aumento de la presión hidrostática intersticial y de la reabsorción tubular de sodio.

Las consecuencias son un aumento de flujo renal, filtrado glomerular (FG) y albuminuria (proteinuria), con posibilidad de deficiencia renal.

Ahora bien, la obesidad es causante de estas y muchas otras enfermedades, pero, ¿es posible combatirla a tiempo?

Sí, es totalmente posible combatir a tiempo todas estas enfermedades. Y aún incluso padeciéndolas pueden reducirse al máximo. Esto puede combatirse comenzando a tener una vida físicamente activa. Permitiendo así la eliminación de todas esas sustancias que son tóxicas en nuestro organismo.

¿Cómo tener una vida físicamente activa?

Mantener una vida activa

Si bien es cierto que no es fácil pasar de tener una vida sedentaria a tener una vida físicamente activa. Sin embargo, también es cierto que tampoco es imposible. Tener una vida físicamente activa es simplemente:

1. Incentivarte en aprovechar a toda máquina todo lo que la vida nos ofrece, como también preocuparse por la salud y el bienestar, e ir realizando poco a poco pequeños cambios para lograr una vida saludable.
2. Dormir lo suficiente, las horas establecidas. Esto controlar el estrés, como también tomarse tiempo para disfrutar de la familia y los amigos.
3. Además, es importante tomar de tu tiempo libre un espacio para ti. Es ahí donde puedas realizar ejercicios físicos que te ayuden a drenar el trajín del día a día. Puedes hacer de ellos una rutina que te va a favorecer en todos los sentidos.

Actividad Física y protección de la salud

Tener una actividad física es la clave de una vida saludable y prospera, la misma ha existido desde los comienzos de las civilizaciones más antiguas del mundo.

Existen documentos al respecto que datan desde hace más de 3.000 mil años (Timoteo, libro del Éxodo, Antiguo Testamento). Además, abundan a partir de las civilizaciones Greco-Romanos.

Aunado a esto, sólo en los últimos 70-80 años se ha encontrado un acumulo de evidencias de artículos científicos sobre el efecto protector que produce el ejercicio. Esto pasa tanto en individuos aparentemente sanos como en aquellos que son portadores de ciertas enfermedades cardiovasculares.

Dicho efecto protector del ejercicio físico, produce una serie de cambios en nuestro organismo, en los cuales encontramos la movilización de células progenitoras del endotelio y apoyo a la integridad vascular, inhibición de factores pro-inflamatorios, aumento de la sensibilidad a la insulina, supraregulación de enzimas anti-oxidantes, y factores neurovegetativos.

Exigencias en cuanto a actividades físicas recomendados por grupos estacionales en jerarquía

Niños y adolescentes

Niños y adolescentes obesos

Esta etapa entre niño a adolescente comprende las edades desde los 5 a 17 años de edad. Aquí es recomendable que sea desde los 5 años de edad debido a que ellos en esta etapa logran tener control de sus funciones corporales. Como por ejemplo, la de caminar, correr, saltar sin caer.

En el caso de este grupo, es aconsejable introducirlos completamente en la práctica de la actividad física. Así, de este modo contribuyan a su desarrollo natural a lo largo de sus etapas de maduración.

Aunado a esto, existe una diversidad en cuanto a investigaciones. Aquí es donde indican que esta práctica bajo la tendencia de ejercicios que sean moderados o vigorosos por un mínimo de 1 hora diaria, ayuda a este grupo a tener un estilo de vida saludable.

Es imprescindible el deporte en estos jóvenes debido a que posee numerosos beneficios de los cuales se destacan:

  • Primero, el desarrollo de una buena condición y función cardiorrespiratoria.
  • El desarrollo de su masa muscular, sobre todo en la pre-adolescencia y adolescencia.
  • Interviene de igual manera en el incremento del contenido óseo, sobre todo en estas edades que el crecimiento óseo es acelerado.

Adultos

Adultos obesos

Ésta etapa en la jerarquía la comprende un rango de edades que oscilan entre los 19 a 65 años de edad. En este caso, la actividad física de este grupo de individuos va a estar proyectada hacia la práctica de diferentes tipos de actividades.

Sobre todo actividades de recreación, donde haya ocupación, bien sea domésticas o laborales (depende del trabajo). Las mismas dependerán de la disponibilidad de tiempo de cada persona, del área donde se desenvuelva como también la de su estilo de vida.

De este modo, se pueden encontrar actividades recreativas como pasear en grandes parques con instrumentos como bicicletas o producir largas caminatas y algunos juegos o deportes aptos, etc.

Por consiguiente, la actividad física y la intensidad de la misma va variar de acuerdo al nivel de inactividad que posea la persona. El objetivo es ir incrementando esa actividad física hasta llegar al ideal que es un mínimo de 150 minutos semanales, sobre todo de tipo aeróbica. Con el fin de obtener mejores beneficios en el organismo.

Generalmente, estos beneficios se han medido en función de una comparación entre adultos activos y adultos inactivos. Siendo los primeros quienes presentan menor riesgo de mortalidad a causas de cardiopatía coronaria, diabetes, accidentes cerebrovasculares o algún tipo de cáncer.

De igual forma que en la etapa de los niños y adolescentes, tienen menos tendencia a presentar cierto desgaste óseo o fractura. A pesar de que a medida que aumenta la edad, tienden a sufrir desgastes óseos. Además de un aumento de la condición cardiorrespiratoria y muscular que se traduce en una mejor composición corporal.

Si no tengo mucho tiempo libre, ¿cómo puedo estar físicamente activo(a)?

Tener una vida físicamente activa, con el ajetreado ritmo de la sociedad en la que vivimos, se encuentra a menudo difícil. Esto debido a que no encontrar tiempo para realizar un deporte o poder acudir al gimnasio es algo totalmente habitual y a su vez engorroso.

La mayoría de las personas, sobre todo las mujeres en este caso, suelen tener una agenda diaria bastante apretada, repleta de obligaciones como el trabajo, tareas domésticas, compras, niños, etc. Esto deja ciertamente poco tiempo libre diario y que provoca que acaben tan agotadas, que lo último que les apetece en ese momento es irse directo a dormir en vez de hacer ejercicio.

Sin embargo, intentar hacer actividades físicas favorece a obtener energía en el día a día, aumentando tu carga energética a medida que aumenta la cantidad de ejercicios diarios.

Si eres de esas personas que poseen poco tiempo libre en su agenda, no importa, pueden realizarse ejercicios en el hogar en cualquier momento del día.

Así mismo, con 30 minutos diarios de ejercicio que se hagan en el hogar, estas colaborando con el organismo debido a que se eliminan las sustancias nocivas para el mismo. Puedes realizar bailoterapia o ejercicios funcionales que comprendan sentadillas, abdominales, saltos, etc., que te hagan sudar todas esas sustancias.

Temas relacionados
  •  
    1
    Share
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.