¡Consejos básicos para eliminar el café de tu vida!

¡Comparte con amor!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El café no causa daños a la salud; consumiéndolo de manera moderada, puede aportar muchísimos beneficios que mantienen la salud, mejorar el rendimiento físico, y proporciona algunos nutrientes importantes, tales como magnesio, riboflavina, acido pantoténico, etc.

Ahora bien, si se acostumbra un consumo excesivo de café, este podría llegar a causar daños realmente graves en la salud. Tomar más de tres tazas de café al día, no es tan recomendable como las personas creen.

Por esta razón, muchísimas personas del mundo han decidido bajar su consumo de café. Para esto, investigan arduamente para poder dejar de consumir esta sustancia tan adictiva. Si eres una de esas personas, te cuento que en este artículo podrás encontrar los mejores consejos para dejar de hacerlo.

¡Sigue estos consejos y dejarás de tomar café!

La cafeína es un elemento sumamente adictivo, y esto no se debe solo a la sensación de energía que provee, sino porque al consumirse prolongadamente, el cuerpo se acostumbra a dosis habituales y excesivas de café. Por ello, eliminar su consumo puede ocasionar el síndrome de abstinencia.

Entonces, si eres de esas personas que desean disminuir su consumo de café, puedo informarte que llegaste al punto correcto, pues a continuación te daré los mejores consejos para que puedas lograr tu objetivo. ¡Disfrútalos!

1. Toma la decisión y ten un objetivo claro

Toma la decisión y ten un objetivo claro

Si tomas más de tres tazas de café al día, ya debes estar alerta y considerar dejar el consumo excesivo. Básicamente, no deberías consumir más de 300 mg, razón por la que un consumo mayor o igual, habla de que ya debes proponerte un plan para lograr dejarlo por completo.

Es sumamente importante que entiendas que uno de los objetivos que podrías plantearte es el hecho de dejar de consumir café en exceso, otro podría ser eliminarlo por completo. Por esto, debes reflexionar, determinar lo que deseas y marcar un plan de acción.

Ahora bien, si consumes seis tazas de café al día, podrías plantearte el objetivo de ingerir solo dos. Pero si tu meta es eliminarlo por completo, entonces será mejor que establezcas una meta real para poder lograrlo. Un plazo realista podría hablar de 3 a 5 meses, todo depende de las cantidades que acostumbres ingerir.

Este consejo es considerado como uno de los primeros pasos (incluso puede ser el más importante) para lograr la meta de eliminar el café de tu vida. Entonces ya tienes el primer tip, aplícalo y practícalo.

2. Disminuye las tazas de café

Reduce las tazas de café al día

Temas relacionados

Aunque no lo creas, al dejar de tomar café, podrías sufrir del fastidioso y temible síndrome de abstinencia. Con esto puedes presentar ansiedad, fatiga, dolor de cabeza y somnolencia, esos será los síntomas más comunes al tratar de eliminar el consumo de café.

Por ello, eliminar el café de tu vida debe ser una meta que trabajes gradualmente y que se proporcione con la cantidad que consumes y con la que quieres consumir realmente, todo basado en tu meta.

En este caso, podrías trabajar con este ejercicio: si consumes 5 tazas diarias, puedes comenzar reduciendo la cantidad a 4 tazas por un tiempo de 3 semanas a un mes. Luego reduces a tres tazas y así sucesivamente hasta que alcances la meta deseada.

De esta forma, la cafeína que asimila tu cuerpo, podrá reducirse poco a poco y el trastorno de abstinencia irá desapareciendo, logrando que te sientas mejor y que te acostumbres a vivir sin cafeína en tu sistema.

Si has ingerido café por un lapso realmente largo, tu cuerpo sabrá en dónde concentrar la cafeína, y en cada taza que consumas, tu organismo hará todo lo posible para desecharla, esto significa que funcionará sin cafeína durante muchísimo tiempo.

Temas relacionados

Al disminuir gradualmente el consumo de cafeína, tu cuerpo no se sentirá irritando ante una decisión tan repentina, así que tu bajón de cafeína será prácticamente inexistente; en este punto comprenderás que tu cuerpo que tu cuerpo puede vivir sin café.

Después de tener tu plan establecido y de haber reducido gradualmente el consumo de cafeína, tu proceso para dejar de consumirlo será muchísimo más sencillo de lo que parecía al principio.

3. Sustituye el café por otra bebida

Sustituye el café por otra bebida

Si consumes cafeína en exceso, la mejor manera para disminuirlo será sustituir el café por cualquier otra bebida, por ejemplo, un rico té que esté libre de cafeína. Todo es cuestión de alternar las opciones.

El té verde o negro, son bebidas que contienen un pequeño porcentaje de cafeína; aunque anteriormente te comenté que sería mejor sustituir el café por otras bebidas, es preciso que sepas que estos tés con poca cafeína también son ideales, pues te ayudan a tener la sensación de energía que brinda una taza de café completa.

También puedes considerar el té de manzanilla o unos de hierbas o azahares relajantes que te ayuden al síndrome de abstinencia. El chocolate amargo o un buen refresco pueden servir de ayuda para olvidar el café.

4. Realiza las actividades que más te gusten; las relajantes son las mejores

Realiza otras actividades para eliminar el café

Cuando hayas comenzar tu plan para abandonar la cafeína y comiences a sentir los primeros síntomas del trastorno de abstinencia, podrías recurrir a las actividades y a los ejercicios para mantener tu paz y evitar caer en la adicción del café.

Hacer yoga, caminar, meditación, thai chií o nadar, pueden ser algunas de las increíbles actividades relajantes que podrías comenzar a practicar para liberar toxinas y tomar conciencia de tu propio cuerpo y de lo importante que es mantener la salud y dejar los malos hábitos a un lado, pues estos solo te harán daño y no te servirán para absolutamente nada.

Es importante que sepas que la meditación funciona perfectamente para eliminar la angustia que provoca el síndrome de abstinencia tras el proceso de dejar la cafeína; es perfecta para la somnolencia y para el dolor agudo de cabeza. ¿Te animas a practicarla? ¡Te la recomiendo con los ojos cerrados! Echa a un lado al café y comienza a cuidarte.

Temas relacionados
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.