Tipos de infidelidad, métodos de infidelidad

Tipos de infidelidad, métodos de infidelidad

¡Comparte con amor!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Temas relacionados

La infidelidad, puede definirse como una traición al vínculo, o acuerdo, de confianza  que se construye dentro de una pareja. Comúnmente, se suele asociar este concepto con la relación física que se establece con una tercera persona, por fuera del noviazgo o matrimonio. Pero no todos saben que existen tipos de infidelidad y esos aquí los aprenderemos.

diferentes maneras de ser infiel

Aunque este tipo de infidelidad, es el que se reconoce mayormente, lo cierto es que cualquier acción que rompa con el compromiso y la confianza que existe en una relación oficial, se consideraría infidelidad.

No tiene que existir el contacto sexual, para alterar o destruir los cimientos que soportan una relación monógama. Dado que cualquiera de los tipos de infidelidad, genera las mismas consecuencias en la pareja, y lastima a la persona engañada, aunque sea en grados diferentes.

El no poder evitar ciertas acciones o actitudes, que ponen en riesgo el voto de confianza que nuestra pareja ha depositado en nosotros, puede rayar en la infidelidad.

Temas relacionados

Como cada relación es diferente, los motivos y modos que se esconden detrás de la infidelidad pueden variar, desencadenando todo un mundo nuevo de conflictos.

¿Cuáles son los tipos de infidelidad?

Aun si resulta difícil de creer, la evolución actual de la sociedad, y del mundo en general, ha pavimentado el camino para que sea posible engañar a la pareja, sin siquiera estar en contacto físico con otra persona.

Del mismo modo, las infidelidades no tienen que tratarse de aventuras extramatrimoniales que han durado muchos años, como se acostumbra ver en las telenovelas.

Después de un tiempo, el estudio del comportamiento humano, ha permitido establecer los diferentes tipos de infidelidades y sus características.

Infidelidad por oportunidad

estar en medio de una infidelidad

Esta clase de infidelidad se refiere, en su mayoría, a encuentros de una noche, donde los involucrados no tienen ningún tipo de conexión emocional, incluso, puede tratarse dos completos extraños.

Temas relacionados

La relación dentro de la pareja es estable, y no existe algún sentimiento de necesidad para ser infiel. Sin embargo, cuando la oportunidad se presenta, la persona que engaña termina cediendo a un deseo sexual, o tentación.

En ocasiones, estos encuentros involucran el abuso de alcohol o drogas, y una tendencia a la asunción de riesgos innecesarios. Por lo tanto, luego de ocurrida la infidelidad, la persona puede optar por dos líneas de comportamiento.

Concluir que solo fue una aventura sin importancia, donde no causó ningún daño significativo, y siga con su relación oficial como si nada. O, por el contrario, se verá envuelto por la culpa y el medio de ser atrapado en el engaño.

Los viajes de negocios, vacaciones, fiestas, salidas a bares, son los escenarios más propicios para que este tipo de infidelidad se desarrolle.

Enredo emocional

como descubrir la infidelidad

Temas relacionados

La infidelidad emocional no es tan conocida, como aquella que involucra alguna clase de contacto físico o sexual con otra persona, fuera de la relación. No obstante, esta clase de engaño es mucho más común de lo que creemos.

Un enredo emocional, puede ser definido como encontrarse emocionalmente atraído a un una tercera persona. Entonces, la relación de pareja pasa a un segundo plano.

Por consiguiente, se comienza a compartir momentos íntimos, sentimientos, sueños, decepciones, miedos y toda clase de cuestiones personales, con alguien que no es tu novio o compañero.

Se considera una infidelidad, porque con el paso del tiempo, se pierde la conexión sentimental que existía en la pareja estable. Y el vínculo con la otra persona se fortalece cada vez más.

En este sentido, un enredo emocional llega a ser más doloroso que un encuentro sexual de una noche, dado que se ven incluidos sentimientos y cuestiones del corazón bastante intensos, y realmente difíciles de terminar.

Infidelidad por adicción al sexo

Las infidelidades

La adicción al sexo, o el apetito sexual compulsivos, se comprende como una serie de comportamientos obsesivos e incontrolables, orientados a satisfacer un intenso y recurrente deseo sexual.

Lo cual involucra un número exagerado de encuentros sexuales, con diferentes compañeros, y el abandono de actividades comunes, como el trabajo o los estudios, solo para conseguir tiempo, en el que se pueda satisfacer la compulsión sexual.

Dentro de una relación, ya sea noviazgo o matrimonio, donde uno de los dos sufre de este trastorno psicológico, el desarrollo de infidelidades es mucho más común, si se compara con una relación normal.

Para este caso, la necesidad de satisfacer el deseo sexual, es más importante que proteger el voto de confianza, que se formó en la pareja.

Lo más seguro es que no exista una conexión emocional entre el infiel, y sus otros compañeros sexuales, pero eso no evita que exista una traición.

La vida sexual de la pareja ya no es suficiente, para satisfacer el apetito del adicto, por lo que se ve obligado a buscar en otra parte, lo que siente que necesita.

Infidelidad directa

Al respecto de este tipo de infidelidad, en ella existe una planificación e intención para llevarla a cabo. Sin importar los motivos que el infiel crea tener, éste ha tenido tiempo y oportunidad para planear la infidelidad.

Con deliberada intención, ha iniciado el contacto con otra persona, propiciado los encuentros, y escondido la relación a su pareja.

El sentimiento de culpa puede aparecer, eventualmente. Sin embargo, no es usual, dado que el infiel cree estar respondiendo a una necesidad de satisfacción personal, y sus sentimientos están primero.

😱Leer también: Dormir en pareja

Infidelidad indirecta

Aquí, las circunstancias juegan un papel crucial para que este tipo de infidelidad se desenvuelva.

Probablemente, la relación de pareja está atravesando por un mal momento, y ambos se han separado, cada vez más inmersos en sus propios mundos. Entonces, una conexión especial con una tercera persona aparece en escena.

En este caso, no se ha considerado la posibilidad de ser infiel. No obstante, la relación de pareja se ha ido diluyendo, sin llegar a terminar oficialmente. Mientras que el vínculo con el tercero, solo se ha incrementado gradualmente.

Al final, el infiel se ve envuelto en una situación de engaño y traición, de la que ya no está interesado en escapar.

tipos de infidelidad

Infidelidad online o virtual

El mundo tecnológico en el que vivimos actualmente, ha propiciado el incremento de este tipo de infidelidad, donde no existe contacto físico real, pero sí una conexión sexual importante.

Los involucrados en el engaño, ni siquiera tienen que conocerse en personas, pues, toda la relación se desarrolla a través del internet, aprovechándose de ventajas como el anonimato, la instantaneidad y la ausencia de límites geográficos o temporales.

Por otro lado, el componente sexual viene de la mano de actividades como el sexting, texting, o vídeo llamadas con contenido sexual.

Infidelidad obligada

La denominación de esta clase de engaño puede parecer solo una excusa, pero la realidad indica que, estos infieles sí se sienten obligados a realizar la infidelidad.

Estamos hablando de personas que se encentran atrapadas dentro de relaciones tóxicas, donde la mayoría del tiempo son abusadas y menos preciadas, pero no tiene el valor de terminar la relación.

Por consiguiente, terminan buscando en una tercera persona, la protección y comprensión que no perciben de su pareja.

Su intención no implica dañar al otro, en cambio, lo que quieren es encontrar a alguien que los salve de una situación que consideran peligrosa y no saludable.

😱Tema relacionado: Carta de quiero estar soltera pero contigo.

Infidelidad por aprobación

Esto tiene que ver con la importancia que tiene la forma en que somos percibidos por la sociedad, o por nuestros semejantes.

En una infidelidad por aprobación, el infiel no cree que necesite buscar algo fuera de su relación, pero lo hace, porque cree que eso se necesita para ser visto como alguien poderoso entre las personas de su entorno.

Además, les gusta sentir la aprobación que le proporciona esta tercera persona, y también su pareja. Siente que es capaz de hacerlas felices a ambas, y se esfuerza en ello.

No obstante, sigue olvidando que la confianza se ha roto, y la infidelidad es real.

Otras formas de infidelidad que desconoces

Probablemente, los tipos de infidelidad ya explicados, son los más conocidos, pues, implican la presencia de una tercera persona. Por lo tanto, digamos que existe una traición explicita.

Resulta evidente que, si se trata de una relación monógama, el compromiso establece una exclusividad que, al romperse, atenta con la confianza de la pareja.

Y cuando esta confianza es traicionada, ya se puede hablar de infidelidad. En consecuencia, cualquier actitud o acción que implique engañar con mala intención, o lastimar, a tu pareja  se convierte en una demostración de deslealtad.

Confianza excesiva en otra persona ajena a la relación de pareja

Un novio, espeso o esposa, es un compañero de vida. Alguien a quien elegimos para compartir los momentos felices, y para apoyarnos en las dificultades.

Entonces, si nuestra pareja deja de ser la persona a la que recurrimos cuando necesitamos consuelo, apoyo, consejo o ayuda, el lazo que nos une se va debilitando, porque se siembra la duda de si todavía confiamos en ella para superar los momentos malos.

Hablar mal de tu pareja a sus espaldas

Este vendría a ser, uno de los problemas más consecuentes entre las relaciones amistosas, familiares o de trabajo. Hablar sobre los defectos de una persona querida con otros, sin haberlo discutido francamente con ella antes, es una forma de traición.

Todo lo que puedas decir sobre esa persona, la va a hacer quedar mal ante los demás, y eso es una falta de respeto, pues, ella ni siquiera tendría la oportunidad de defenderse. Así que, imagina que tan perjudicial sería esta acción dentro de una relación amorosa.

Cada aspecto que te moleste sobre tu pareja, se discuten con ella primero. Dado que debería existir la suficiente confianza para, juntos, trabajar en resolver estos problemas. De lo contrario, podría catalogarse de infidelidad.

Esconderle secretos a tu pareja

Los secretos que se acumulan, van creciendo y pudriéndose hasta que ya el olor no se puede ocultar. Lo cual los hace, tan peligrosos como las mentiras.

Bajo esta premisa, es fácil entender por qué esconderle secretos a nuestra pareja clasifica entre los tipos de infidelidad. La respuesta más obvia, es el daño que estos pueden ocasionar sobre el voto de confianza depositado en nosotros.

Nuestra pareja debería conocernos mejor que nadie. Y nosotros tenemos que sentirnos capaces de contarle cualquier cosa, desde lo más banal, hasta asuntos realmente serios.

Coquetear con otras personas

Por coquetear se entiende, todas las acciones empleadas para captar la atención de otra persona, por medio de la insinuación romántica o sexual. Lo cual incluye, tanto el lenguaje hablado, como el corporal.

Teniendo esta definición en cuenta, es posible explicar cómo caer en esta especie de juegos puede significar un tipo de infidelidad.

Primero, la única persona con la que deberíamos alimentar un interés romántico (ni hablar del sexual), es con nuestra pareja estable. Aquí, no hay cabida para dobles intenciones.

En segunda instancia, alentar a otra persona, por medio del coqueteo, para que intente conquistarnos, aun si solo se trata de un juego, trae consecuencia serias.

De pronto, podríamos vernos envuelto en una situación de traición que no estábamos planeando, y de donde no será fácil salir sin lastimar a nuestra pareja.

Pasar mucho tiempo a solas con otra persona

como saber si estas en medio de una infidelidad

En el caso de que no exista una razón de peso, para que tengamos que pasar incalculables horas y días a solas con una persona que no es nuestra pareja, se podría hablar de infidelidad.

Más que nada, este punto se establece cuando la búsqueda de este tiempo a solas, o intimidad, es intencional.

Si, deliberadamente, dejamos de ver a nuestra pareja, por pasar más tiempo a solas con otra persona, con la que existe la posibilidad de crear un laso romántico, estaremos faltando a la fidelidad que le demos a nuestra relación.

¿Qué señales envían los infieles?

Sin importar de qué tipo de infidelidad se sospeche, el comportamiento humano siempre deja pequeñas pistas o señales de que está ocurriendo.

Por el otro lado, una pareja engañada, a veces, también es capaz de presentir que algo va mal. Ya la actitud de nuestro compañero, y la relación en general, no es como solía ser.

A no ser que estemos dispuestos, y en condiciones, para contratar a un detective privado, lo que nos queda es estar atentos y con ojo de lupa, frente a esos pequeños cambios e indicios de traición que siempre se dejan entrever.

Por supuesto, lo más recomendable, invariablemente, sería confrontar a nuestra pareja, y preguntarle de frente qué está ocurriendo. Sin dejarnos llevar por las emociones, y sacar conclusiones de forma muy rápida.

😱También puede interesarte: Importancia de las bases del respeto y el amor en una relación

Distanciamiento afectivo y físico

No es solo una señal de infidelidad, sino que deja en evidencia una situación irregular y problemática en la relación. Cuando se comienza a formar una barrera entre nosotros y la pareja, ya sea a nivel afectivo o físico, nos indica que estamos en crisis.

A parte de otros motivos (problemas de salud, financieros, laborales), cuando existe una notable disminución en las demostraciones de afecto, que acostumbramos recibir de nuestra pareja, lo más probable es que se trate de una infidelidad.

La distancia puede ir, desde la desaparición de los encuentros sexuales, hasta la completa eliminación de conversaciones sobre sus sentimientos. Pasando por un descenso de los abrazos, besos y caricias.

Como ya se mencionó, no es normal que nuestra pareja, de pronto, se aleje de nosotros. Y uno de los principales motivos, para este comportamiento, es la infidelidad.

Repentina preocupación por la privacidad de su teléfono móvil

tipos de infidelidad

El principal instrumento de comunicación, entre el infiel y su amante, es el teléfono móvil. Además, claro, de las redes sociales. No es poco usual, que si nuestra pareja nos engaña, se cuide mucho de dejarnos ver su móvil.

Nuestra pareja tiene todo el derecho de mantener el contenido de su ordenador, teléfono móvil, tableta y otros dispositivos electrónicos solo para él.

Sin embargo, cuando este repentino deseo de privacidad, surge de forma espontánea, entonces, se convierte en una señal de alerta.

Cada vez que lo llaman, se aleja para contestar, está constantemente revisando los mensajes, tiene claves para todo, y pasa muchas más horas conectadas de las que solía.

Nuevas reuniones o compromisos de trabajo

Obviamente, no todas las juntas del trabajo levantan sospechas. La desconfianza se establece cuando, el número de estas reuniones o compromisos incrementa de forma repentina.

Además, nuestra pareja comienza a llegar más tarde a casa cada vez. Y cuando preguntamos cómo le fue en la reunión, responde con evasivas. O, por el contrario, nos describe hasta el último detalle.

Todavía aparecen más sospechas cuando, de pronto, tiene que cumplir con nuevas obligaciones laborales, pero siempre por fuera de su horario de trabajo.

Cambios de humor repentinos

Cuando una persona está envuelta en una aventura amorosa, puede sentir placer, satisfacción e, incluso,  alegría. No obstante, estas emociones positivas, se mezclan también con sentimiento de culpabilidad, miedo y ansiedad por ser descubiertos.

Todo este coctel de emociones, sumerge al sujeto dentro de un nuevo y desconocido estado de estrés. Por consiguiente, se vuelve propenso a los cambios de humor repentinos, y a un proceso de irritabilidad espontáneo.

Generalmente, descargará esta irritación en nosotros, por ser, según su razonamiento, el motivo de su culpa, miedo y ansiedad.

Por supuesto, antes de crearnos una película, es importante verificar que no se trate de algún problema médico, financiero o de otro tipo.

😱Leer también:  Bases del respeto y el amor en una buena relación

Demostración excesiva de atención

Luego de haber superado la etapa inicial, de la distancia emocional y física, consecuente con la presencia de problemas en la relación. Puede ser que nuestra pareja, se dedique ahora a hacer lo contrario.

Seguramente, la culpa y el miedo lo persiguen en su interior. Entonces, como un mecanismo de autoayuda, nuestra pareja comienza a volcar toda su atención hacía nosotros.

No será extraño, que nos llene de regalos sorpresas, cumplidos, invitaciones espontáneas, y detalles grandes o pequeños que, antes, no eran su fuerte.

Preocupación repentina por la apariencia física

En todos los años que llevamos juntos, nunca antes se había comprado tanta ropa nueva, inscrito en el gimnasio, cambiado de corte de cabello, o comprado un perfume diferente.

Si esta repentina necesidad de cuidarse y lucir bien, se mezcla con varias de las señales que aquí se presentan, lo más probable es que sí se trate de una infidelidad.

Una vez que hayamos descartados los motivos relacionados con la salud o el autoestima, podremos observar que los repentinos cambios de la apariencia, y el evidente desinterés en nuestra opinión al respecto, son un indicador, de que su intención es cautivar a alguien más.

Todo esto está asociado, a la necesidad de satisfacción personal y aprobación externa, que existe en la infidelidad. Capturar la atención de la otra persona, definirá el tipo de infidelidad al que nos enfrentaremos.

Celos inexplicables

modos de ser infiel

¿Conoces el dicho que reza “cada ladrón juzga por su condición”? Exactamente a eso se refiere este punto.

Nuestra pareja está consciente de que, tanto nosotros como ella, tenemos las  posibilidades u oportunidades, para caer en la infidelidad. Como resultado, comienza a interpretar cada pequeño detalle o acercamiento que experimentamos por otra persona, en forma de amenaza.

Antes solía ser una persona, más o menos, tranquila con respecto a esto de los celos. Pero ahora, es capaz de armar una escena en el lugar y momento completamente equivocado.

😱Leer también: Te amo

La culpa juega un rol fundamental aquí, también lo hace el miedo a convertirse en la engañada. Pues, cree que nosotros ya los estamos engañando.

Nuevos círculos de amistades e intereses

Que nuestra pareja tenga amistades, las cuales no guardan relación con nosotros, es normal. A veces, hasta saludable.

El problema se presenta, cuando aparecen círculos de amigos nuevos, que absorben fuertemente, la disponibilidad de tiempo libre que nuestra pareja solía tener.

Además, comienzan a generar una brecha en la relación. Ya no pasamos tanto tiempo junto, y ahora no comparte con nosotros sus nuevos intereses, o pasatiempos.

Hemos caído en el punto, donde ni siquiera nos presenta ante sus nuevos amigos. Somos un apartado en su vida personal.

Más indicios de una infidelidad

  • Se cuida de limpiar el historial de conversaciones de su teléfono móvil, o redes sociales.
  • Cada pequeño conflicto termina guiándonos a una discusión.
  • Guarda en su teléfono móvil, varios número desconocidos, pero sin colocarse un número.

Este contenido está en Youtube:

Consigue más cosas como esta!!

Suscríbete a nuestra lista de correo y obtén cosas interesantes y actualizaciones en tu bandeja de entrada.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Temas relacionados

Esto te puede gustar

+20 Frases para tu salud física, emocional y mental

+20 Frases para tu salud física, emocional y mental

Read More
Los mejores trucos para prevenir las estrías

Los mejores trucos para prevenir las estrías

Read More
Todo para aprender a combatir las ojeras

Todo para aprender a combatir las ojeras

Read More
Blanquear tus dientes con remedios naturales

Blanquear tus dientes con remedios naturales

Read More

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.