Descubre cómo funcionan tus nociceptores

Descubre cómo funcionan tus nociceptores

¡Comparte con amor!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Temas relacionados

Los nociceptores son organismos sensitivos alojados en la piel encargados de toda la recepción de dolor, difundiendo y transmitiendo por todo el cuerpo hasta la médula espinal, para que esta active su reflejo de defensa.

 

Luego de transmitir la sensación a la médula espinal, se vuelve a dirigir hacia el cerebro, donde se registra, analiza y memoriza esta nueva información.

Además de encontrarlos a nivel cutáneo, los nociceptores se pueden localizar a su vez a nivel muscular y articular.

También se les puede denominar como detectores de estímulos nocivos, pues son capaces de diferenciar los estímulos inocuos de aquellos que son perjudiciales para nuestra salud.

Temas relacionados

Estos organismos se encargan de reaccionar a la deterioración del tejido o a alguna amenaza de daños para el cuerpo, respondiendo indirectamente a aquellas sustancias químicas que libera el tejido lesionado.

😱 Leer también: Acerca de la tenosinovitis

funcionamiento de los nociceptores

El analizar el dolor es algo de suma complicidad, ya que se debe tener conciencia del dolor y se debe ser capaz de transmitir una respuesta emocional rápida por puro reflejo.

Estos son procesos que se dan desde muy por lo dentro de nuestro cuerpo, específicamente desde el interior de nuestro cerebro.

Los sentidos que experimenta nuestro cuerpo son netamente informativos, mientras que el dolor sirve de modo de alerta para que demos una respuesta protectora.

Temas relacionados

Los seres humanos sentimos el dolor por nuestro instinto de supervivencia. Nos ayuda a percatarnos de estímulos que pueden ser malignos y dañinos para nosotros, permitiendo que nos alejemos de ellos con rapidez lo antes posible.

Aquellas personas con gran resistencia al dolor están muchísimo más expuestas y desprotegidas, puesto que pueden golpearse, quemarse o dañarse de alguna manera u otra y no poder reaccionar a tiempo.

Los Nociceptores y sus cuerpos celulares suelen encontrarse ubicados mayormente dentro de la raíz dorsal, además de en los ganglios del trigémino. Dentro del sistema nervioso central no hay Nociceptores.

1.-Etimología

Su denominación nociceptor viene del latín “Nocer” el cual significa hacer daño o herir. Por lo tanto, “Nociceptivo” quiere decir “sensible a los estímulos de origen nocivo”.

componente dañino en la piel que activa los nociceptores

Temas relacionados

Estos estudios fueron acuñados por el Dr. Charles Scott Sherrington, para demostrar las diferencias entre el proceso fisiológico de la actividad nerviosa al dolor, el cual se le considera una experiencia más subjetiva.

2.-Tipos de Nociceptores

Las señales nociceptivas y su transmisión se desencadenan cuando los tejidos detectan algún tipo de estimulación lesiva de sus diversos tipos. Como a su vez, la percepción al calor intenso.

Los Nociceptores se pueden dividir entre diversos tipos por su función y por las clases de estímulos a los cuales estos responden. Algunos de ellos pueden reaccionar a varias modalidades de estímulos.

Mecánicos (Mecanorreceptores)

Estos Nociceptores se suelen activar a partir de sensaciones de origen táctil a nivel intenso, tales como pinchazos, presión o la deformación de los tejidos de la piel.

Mecanismo de los nociceptores de la piel

Por lo tanto, estos tipos de Nociceptores mayormente responden a golpes, cortadas, entre otras.

Por lo tanto, la rapidez de su respuesta se verá equivalente a cuanto dolor se está produciendo al cuerpo. Mientras más dolor más rápido será el reflejo de defensa por parte de este.

Dicho esto, este tipo de nocicepcion conlleva respuestas extremadamente rápidas, dado que los receptores mecánicos transmiten sus aferencias mediante de Fibras Delta A, las cuales son nervios mielinizados de rápida conducción.

Térmicos (Termorreceptores)

Estos Nociceptores también son de respuesta rápida, pues se transmiten de igual forma que los anteriores, mediante Fibras Delta A. Por lo tanto su respuesta es de alta velocidad.

Los Nociceptores Térmicos se suelen activar bajo la detección de temperaturas o muy altas o muy bajas, por ejemplo, de más de 42°C a menos de 5°C, así como también detectan estímulos mecánicos intensos.

Químicos (Quimiorreceptores)

Estos se ven dando repuesta al detector diversos químicos que se ven liberados al momento en el que el tejido presenta algún tipo de daño o lesión. Como por ejemplo la Bradicinina y la Histamina.

papel de la hitsamina en el proceso que hacen los nociceptores
Papel de la histamina en el proceso que hacen los nociceptores

Por otro lado, estos Nociceptores también detectan la presencia de algún tipo de sustancia toxica de origen externo que pueda provocar daños significativos al cuerpo o lesiones tisulares.

Unos ejemplos de estas sustancias químicas nocivas pueden ser: La Capsaicina del pimiento picante y la Acroleina proveniente del tabaco.

😱 Leer también: La Somatostatina

Silenciosos

Estos Nociceptores se suelen caracterizar por el hecho de que su respuesta es tardía y no por el tipo de estímulo al que suelen responder.

Su respuesta se ve ya producida cuando el tejido produjo la inflamación adyacente a la zona donde se produjo la lesión.

Estos están ubicados mayormente dentro de la piel y en los tejidos profundos de esta.

Se les llama así ya que normalmente están en reposo o en modo silencioso. Es decir, estos normalmente no responden a los estímulos de carácter nocivo.

Sin embargo, estos “despiertan” cuando la lesión entra en proceso de inflamación, respondiendo a los estímulos mecánicos que se producen aquí.

Esto puede deberse a que la estimulación antigua disminuye el umbral de dichos Nociceptores, logrando que estos den una respuesta.

Cuando estos receptores se ven activados se pueden producir una inducción de Hiperalgesia (La cual es la percepción exagerada del dolor).

Igualmente puede ocurrir la sensibilización en la zona central y Alodinia (Sentir dolor desde el mas mínimo estimulo que normalmente no se produce).

La mayor parte de los receptores viscerales son de naturaleza silenciosa.

Este tipo de terminaciones nerviosas, en definitiva, son el primer paso que le da inicio a nuestra percepción del dolor.

Ya que estos se activan luego de tener contacto con algún estimulo nocivo. Como tocar un objeto en altas temperaturas o algún corte producido en la piel.

Estos Nociceptores envían información sobre la intensidad y localización del estímulo que está produciendo dolor al sistema nervioso central.

funciones esenciales del sistema nervioso

Polimodales

Estos suelen responder mayormente a diversos tipos de estimulación, tanto mecánica como térmica o química. Dichos Nociceptores conducen estas señales de dolor a través de Fibras C.

Estas fibras son significativamente más lentas que las Fibras A. Este tipo de Nociceptores pueden ser localizados dentro de la pulpa dental como en otras partes del cuerpo.

😱Leer también: ¿Cómo fortalecer el sistema nervioso?

3.-Tipos de Nociceptores según su ubicación

No todos los Nociceptores responden de igual forma a los mismos estímulos ni al mismo nivel de intensidad que estos producen.

Se les puede dividir en distintas categorías, como por ejemplo se dividió anteriormente, desde térmicos, químicos y mecánicos. Pero a su vez, también se les puede clasificar desde donde están ubicados estos receptores.

Como dato curioso, una de las características más significativas de los Nociceptores es que estos pueden sensibilizarse por la prolongación del estímulo, estos comienzan a responder a otro tipo de sensaciones.

Nociceptores de la piel (O Cutáneos)

Estos se les puede subdivir en 4 sub-categorías según su función:

  • Mecanorreceptores ubicados en el umbral elevado: Estos también se les denomina Nociceptores específicos, consisten en libres terminaciones nerviosas las cuales se suelen activar ante presiones fuertes.

Como por ejemplo; Cuando se golpea, estira u oprime la piel.

  • Nociceptores que responden al calor intenso: además de esto, también responden a ácidos y a la presencia de Capsaicina.

Estas fibras suelen contener receptores VR1, los cuales son los encargados de captar el dolor producido por las temperaturas elevadas, y, por otro lado, el picante.

  • Receptores sensibles al ATP: El ATP es producido por las mitocondrias, las cuales son la parte más fundamental de las células.

El ATP es la principal fuente de energía del cuerpo, y esta sustancia se ve segregada cuando un musculo se lesiona o cuando el riego sanguíneo se ve obstruido en alguna parte del cuerpo (A esto se le llama Isquemia).

Pero no solo esto, el ATP también se libera cuando el cuerpo presenta tumores de rápido crecimiento (malignos).

Por este mismo motivo, estos Nociceptores pueden verse contribuyendo al dolor que se producen en migrañas, lesiones musculares, la angina o hasta el cáncer.

Los Nociceptores cutáneos solo se ven activados bajo la presencia de estímulos intensos, pero en ausencia de estos suelen estar inactivos.

Pero por su velocidad de respuesta se les puede dividir entre dos tipos:

  • A-Delta: Estos se les puede localizar dentro de la dermis y de la epidermis. Dan respuesta bajo la estimulación mecánica.

Sus fibras están totalmente envueltas en mielina, por lo tanto, esto hace que su transmisión sea muy rápida.

  • C: Como fue antes mencionado, por otro lado, estos Nociceptores carecen de mielina lo que ocasiona que su conducción sea mucho más lenta.

Estos se les puede localizar en la dermis, y responden a diversos estimulo de todos los tipos, así como a su vez, también responden a la segregación de sustancias químicas tras una lesión de los tejidos.

Nociceptores de las articulaciones

Las articulaciones además de los ligamientos poseen mecanorreceptores dentro del umbral alto, Nociceptores polimodales, además de los silenciosos.

Una que otra de estas fibras puede poseer neuropéptidos, tales como la sustancia P, o como el péptido asociado con el gen de la calcitonina.

Cuando estas sustancias se ven liberadas se da inicio a un posible desarrollo de artritis inflamatoria.

En los músculos y articulaciones también se pueden encontrar la existencia de Nociceptores del tipo A-Delta o del tipo C. Los primero se suelen activar cuando el cuerpo presenta contracciones musculares sostenidas.

Mientras que los otros se les ve normalmente dando respuesta a los estímulos térmicos, a la presión y a la Isquemia.

Nociceptores viscerales

Los órganos internos de nuestro cuerpo también cuentan con receptores capaces de percibir detalles externos como la temperatura, la presión mecánica y aquellos químicos provenientes de os Nociceptores silenciosos.

Estos Nociceptores Viscerales se les puede hallar dispersos unos de otros por varios milímetros, aunque en algunos órganos se puede dar el caso de que estos se ven separados por varios centímetros entre ellos.

Todos aquellos datos nocivos captados mediante las vísceras y la piel se transmiten directo al sistema nervioso central por varias vías.

Por su gran mayoría, los Nociceptores viscerales contienen fibras amielínicas. Por lo tanto se les puede dividir en dos tipos: Las fibras pertenecientes al umbral alto, las cuales solo se activan mediante estímulos nocivos de carácter intenso.

Y los inespecíficos, estos últimos pueden verse activados frente estímulos tanto nocivos como inocuos.

4.- Estímulos que suelen activar a los Nociceptores

Como se ha mencionado con anterioridad, estos receptores se activan cuando están en contacto con un estímulo que produce daños en los tejidos o cuando el organismo los detecta como potencialmente dañinos.

Por ejemplo, cuando hemos recibido un golpe, o estamos en contacto con alguna temperatura muy alta o extremadamente baja externamente.

Las lesiones en los tejidos suelen originar la segregación de algunos químicos y sustancias de las células lesionadas.

Además de esto, también está la existencia de componentes nuevos los cuales se sintetizan al momento de verse producido el daño.

Algunas de estas sustancias pueden ser:

Globulina y Proteínas Quinasas

Parece ser que al ser liberadas estas sustancias se produce un intenso dolor en el cuerpo, específicamente en la zona donde se produjo el daño en el tejido.

Por ejemplo, se ha observado en muchas ocasiones que las inyecciones las cuales se dan por debajo de la piel de globulina suelen provocar un dolor extremadamente intenso.

Ácido Araquidónico

Por lo general, esta es una de las sustancias que mayormente se segrega durante una lesión a los tejidos. Luego de esto, se metaboliza en citoquinas y prostaglandina.

Estas últimas, las prostaglandinas aumentan la percepción a todo el dolor, produciendo que los nociceptores sean mucho más sensibles a este.

De hecho, la forma que tiene la aspirina de eliminar el dolor es bloqueando el ácido araquidónico, haciendo que este se convierta en prostaglandina de una vez.

Histamina

Luego de haberse producido un daño tisular se libera en el área circulante la histamina. Esta sustancia estimula a los nociceptores, además, si se inyecta de forma subcutanea suele producir dolor.

Factor de Crecimiento Nervioso (NGF)

Esta es una proteína la cual se encuentra ubicada dentro del sistema nervioso. Es esencial para la supervivencia y el desarrollo neurológico.

Cuando una inflamación o lesión se produce, esta sustancia resulta liberada. El NGF empieza a activar indirectamente a los nociceptores, haciendo que estos produzcan el dolor y lo transmitan por todo el cuerpo.

Esto también ha sido observado mediante inyecciones de forma subcutánea de esta misma sustancia.

Potasio

Mediante estudios se ha sido encontrada la capacidad de una correlación de mucho significado entre el nivel de intensidad del dolor y una mayor concentración de potasio extracelular presentada alrededor de la zona lesionada.

Es decir, que mientras más percepción de potasio se de en la zona donde se produjo la lesión, mayor dolor habrá.

Péptido relacionado con el gen de la Calcitonina (CGRP) y la Sustancia P

Estas sustancias también se les ve segregadas después de haberse producido un golpe o lesión en alguna parte del cuerpo.

Pero, por otro lado, la inflamación del tejido muscular en la zona de la lesión también produce la segregación de estas sustancias químicas. Cosa que activa a los Nociceptores.

Dichos péptidos también provocan la dilatación del vaso, cosa que produce que la inflamación se expanda considerablemente alrededor del daño inicial de la lesión.

Serotonina, PH bajo, acetilcolina y ATP

Todos estos elementos dichos anteriormente se segregan tras presentarse uno que otro daño en los tejidos y se encargan de mandar estímulos a los Nociceptores para que estos infundan el dolor.

El Ácido Láctico y los Espasmos Musculares

Cuando una hiperactividad se presenta en los músculos o también cuando estos no reciben los niveles sanguíneos correctos se aumenta la concentración del ácido láctico, cosa que produce dolor.

Además, se ha comprobado que la inyección subcutánea de esta sustancia suele excitar a los Nociceptores.

Los espasmos musculares, lo cual conlleva la liberación interna del ácido láctico, pueden ser el resultado y consecuencia de algún dolor de cabeza.

Resumiendo todo lo dicho anteriormente, cuando estas sustancias se ven segregadas producen que los Nociceptores se sensibilicen, lo cual reduce su umbral.

Este fenómeno se le conoce generalmente como “Sensibilización Periférica” y es muy diferente de la sensibilización central, puesto que esta se da más que todo en el asta de la medula espinal.

Por lo general, luego de unos 15 o 30 segundos de dada la lesión, la zona del daño y unos centímetros más a su alrededor se verá enrojecida.

Este proceso se produce gracias a la vasodilatación y conduce directamente a la inflamación del tejido.

Esta inflamación alcanza su nivel máximo de 5 o 10 minutos luego de haberse producido el enrojecimiento y se le ve acompañado de Hiperalgesia (La disminución del umbral)

Como ya se ha mencionado anteriormente, la Hiperalgesia es el incremento elevado de dolor antes algún estimulo de naturaleza nociva para nuestro cuerpo.

Esto se puede producir fácilmente por dos motivos: Luego de haberse producido una inflamación, lo cual hace que los Nociceptores se vuelvan más sensibles al dolor, bajando el umbral.

Y por otro lado, a su vez, puede llegar a producirse por la activación de los Nociceptores Silenciosos. Al final se termina por producir una gran ampliación en el incremento de la persistencia y resistencia mayormente que todo al dolor.

5.- Transmisión desde los Nociceptores hasta el Cerebro

Los Nociceptores se encargan de toda la recepción de dolor, difundiéndolo y transmitiéndolo por todo el cuerpo hasta la medula espinal, para que esta active su reflejo de defensa.

Luego de transmitir la sensación a la medula espinal, se vuelve a dirigir hacia el cerebro, donde se registra, analiza y memoriza esta nueva información.

Estos organismos se encargan de reaccionar a la deterioración del tejido o a alguna amenaza de daños para el cuerpo, respondiendo indirectamente a aquellas sustancias químicas que libera el tejido lesionado.

Estos reciben los estímulos para posteriormente transformarlos en potenciales de acción. Luego, estos potenciales se transmiten mediante las fibras sensoriales primarias hasta el sistema nervioso central del cuerpo.

Los cuerpos celulares de las fibras nerviosas de los nociceptores tienen lugar en los ganglios de las raíces dorsales (las posteriores).

fortalecer nuestro sistema nervioso

Por otro lado, los axones, los cuales forman parte de esta zona se les suele denominar generalmente aferentes, ya que llevan impulsos de origen nervioso desde la zona periférica del cuerpo hasta muy adentro del sistema nervioso central.

Dichas fibras terminan por llegar a su destino en la medula espinal directamente a través de los ganglios alojados dentro de la raíz dorsal.

Una vez estando allí continúan su recorrido nuevamente hasta la sustancia gris que se encuentra posterior de la medula.

Esta sustancia gris contiene 10 capas o láminas diferentes, a cada una de estas diversas láminas le llegan diversas fibras receptoras. Como por ejemplo, las fibras A-Delta de la piel suelen ubicarse en las láminas de la I a la V.

Mientras que por otro lado, las fibras C llegan a la capas I a algunas veces se les puede encontrar en las láminas II y III.

La gran mayoría de estas células Nociceptoras alojadas en la medula espinal, establecen generalmente conexiones con los centros supraespinales, talamicos y bulbares de nuestro cerebro.

Una vez allí dentro, los mensajes con toda la información del dolor son capaces de llegar a otras zonas superiores del cerebro.

Por lo general, el dolor tiene dos componentes, uno que es netamente sensorial o mejor dicho, discriminativo y otro el cual es afectivo o más que todo emocional.

El elemento sensorial suele verse captado por medio de las conexiones que se dan desde el tálamo hasta toda la corteza somatosensorial tanto primaria como secundaria.

No obstante, a su vez, estas áreas envían toda esa información a todas las áreas visuales y auditivas de memoria y aprendizaje alojadas dentro de nuestro cerebro.

Las cuales nos permiten tener el sentido de protección propia y supervivencia aprendiendo del dolor.

Mientras que por otro lado, cuando se habla del dolor como un componente afectivo la información del estímulo viaja comenzando desde el tálamo medial hasta todas las áreas de la corteza cerebral.

Dicho de una forma más concreta, las zonas pre frontales tales como el córtex frontal supra orbital.

Lo que es impresionante de este fenómeno y su transmisión es que la respuesta que el cerebro envía sobre el dolor y el reflejo protector es casi inmediata

Consigue más cosas como esta!!

Suscríbete a nuestra lista de correo y obtén cosas interesantes y actualizaciones en tu bandeja de entrada.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Temas relacionados

Esto te puede gustar

Los mejores trucos para prevenir las estrías

Los mejores trucos para prevenir las estrías

Read More
Todo para aprender a combatir las ojeras

Todo para aprender a combatir las ojeras

Read More
Blanquear tus dientes con remedios naturales

Blanquear tus dientes con remedios naturales

Read More
Celulitis o piel de naranja: Secretos para combatirla

Celulitis o piel de naranja: Secretos para combatirla

Read More

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.