Los remedios caseros más efectivos para la Cistitis

¡Comparte con amor!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La cistitis o conocida clínicamente como las infecciones del tracto urinario (ITUs), concretamente de las vías bajas no complicadas. Don el segundo grupo de infecciones más importantes luego de las respiratorias. Según información de la asociación Española de Urología, es una causa de atención primaria.

Estas infecciones del tracto urinario o cistitis se caracterizan por que presentan una cantidad de microorganismos desarrollados de forma significativa, en una o varias estructuras del tracto urinario. Esta sintomatología es más frecuente en mujeres y se diagnostica a través de Piura y hematuria presentes en la orina.

La cistitis en su mayoría es producida por un escaso numero de especies bacterianas, y según los registros médicos, más del 95% de ellas son producidas por una sola especie, a lo que se le conoce como una infección monomicrobiana.

Estas bacterianas provienen del colón, y son enterobacterias de la flora fecal que colonizan las zonas bajas de la zona urogenital. Lo importante si se sospecha de una infección recurrente o aguda en el tracto urinario, se debe consultar al médico para un tratamiento efectivo.

Aunque para efectos de este apartado, se recomiendan algunas soluciones caseras que pueden aliviar los síntomas de la comezón y disminuir gradualmente la aparición de la cistitis en el organismo.

Extracto de Equinácea

Mucho se ha hablado de las propiedades curativas de la Equinácea, como un poderoso antiséptico natural, pero su composición química queda relegada a un segundo plano. Es importante conocer esto para poder desarrollar un antibacteriano efectivo en contra de la cistitis.

Como remedio en contra de la cistitis, el extracto de equinácea aporta derivados de ácido cafeico, conocido como los equinacósido (aproximadamente el 1% de su composición), además de polisacáridos y glicoproteínas.

La equinácea destaca por ser un antibiótico natural, que ayuda a controlar los síntomas, cuando se es afectado por la cistitis, además de ser un potente diurético, es decir que ayuda a la micción y el lavado constante de los riñones y a su vez de eliminar la flora bacteriana presente.

Recomendaciones para su preparación y consumo

El extracto de equinácea se prepara con las flores enteras o secas, incorporándolas en agua caliente (a punto de hervor), se deja allí durante unos 30 min para que pueda liberar todo su extracto. Puede acompañarse con limón o sello de oro para aumentar su efecto antibacteriano.

El extracto de equinácea se recomienda consumirlo a distintas horas del día, incluyendo en ayunas, preferiblemente hasta que exista una mejora de los síntomas de la cistitis.

Mezcla de vinagre de manzanas con miel

El vinagre mayoritariamente posee en su composición ácido acético, esto favorece químicamente al organismo, ya que produce un efecto antibiótico natural que disminuye las condiciones optimas de pH para las enterobacterias que producen la cistitis.

El consumo del vinagre también ayuda como un potente antioxidante natural, y se recomienda se acompañe con la miel pura de abejas para serlo más apetecible. Consumir parcialmente antes o después de cada comida, hasta evidenciar mejoras en los síntomas.

Gayuba

Preparación con el zumo o infusiones de Gayuba ayuda como un potente remedio casero para eliminar la cistitis. Esta baya, también conocida como uva de oso, es un poderoso antiséptico del tracto urinario.

Para que la gayuba pueda tener su efecto se recomienda el consumo acompañado de bicarbonato, ya que se requiere que la orina resultante para eliminación de los patógenos sea lo más alcalina posible. También puede acompañarse con extractos de uña de gato para mejorar su efecto.

Arándano Rojo

Conocido científicamente como Vaccinium macrocarpon, es un fruto parecido al descrito anteriormente, pero con muchas más propiedades nutritivas y farmacológicas que sirven de remedio casero para eliminar la cistitis.

Según investigaciones del área, se ha posicionado como un ingrediente bandera en el tratamiento de las ITUs, específicamente para tratar la cistitis, incluyendo la aguda, siendo contundente para la eliminación de la E. Coli, debido al efecto de las proantocianinas que ayudan a remover las bacterias.

Además de poseer un efecto antibacteriano, se le atribuye un alto contenido de vitamina C, que lo hace un ingrediente proactivo al fortalecimiento del sistema inmune del organismo, es decir que otro tipo de sintomatología pudiera erradicarla de manera eficaz.

Se recomienda una ingesta diaria de este componente de 36 mg. Para el tratamiento efectivo de patologías relacionadas con el conducto urinario.

Este importante ingrediente ha sido sometido a estudios geriátricos, para comprobar su efectividad en el combate en contra la cistitis para pacientes de avanzada edad. Proporcionando buenos resultados, pero que aún se mantienen en verificación.

Abedul

Las hojas del abedul son un potente antiinflamatorio que se absorben de forma tardía, es decir que aún permanecen los compuestos naturales al final su ciclo y durante la eliminación por vías urinarias, lo cual permite actuar en la desinflamación ocasionada por la cistitis.

Se recomienda su consumo alternándolo con la linaza, ya que este ingrediente facilita la micción y suaviza el tracto urinario. Tanto el Abedul como la Linaza poseen compuestos analgésicos inclusive de menor proporción que evitan el ardor y comezón característicos de la cistitis.

Recomendaciones para su prevención

Ante cualquier aparición de síntomas que indiquen la infección del tracto urinario, lo primordial sería visitar al urólogo de confianza. Evitar una automedicación farmacológica, no natural, ya que pudiera agravar los síntomas o contraer efectos secundarios.

Es importante siempre mantener una alimentación balanceada y una buena higiene de las partes íntimas para ambos sexos, ya que se puede contraer la infección de manera externa si no se tienen los cuidados pertinentes.

Beber grandes cantidades de agua

Mantener siempre el consumo constante de líquidos, preferentemente agua, mejorará y aumentará la frecuencia de la orina, por lo que mantendrá un tracto urinario limpio.

Ducharse preferiblemente

En lugar de tomar baños estancados, como en las tinas, se recomienda ducharse, ya que el flujo de agua permanece constante hasta su desecho.

Mantener una limpieza antes y después del coito

Limpiar los genitales con abundante agua y evacuar luego de la relación sexual.

No impedir la micción

Evitar las ganas de contenerse cuando es hora de evacuar, tiende a ser un riesgo muy severo, ya que induce con facilidad a la concentración de patógenos en las vías urinarias.

 

 

 

Temas relacionados
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.