🏆 Remedios caseros para la hepatitis 🏆Curar hepatitis

¡Comparte con amor!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La hepatitis es un virus que ataca principalmente el hígado de la persona, en cualquiera de los casos es de alto riesgo para la salud de no ser controlado a tiempo, siempre lo más recomendable será acudir a un especialista al notar las señales que revelen que se sufre esta enfermedad.

En este artículo se conocerán algunos remedios que pueden ayudar a sanar esta enfermedad, a pesar de que solo la hepatitis A es la que se puede eliminar de nuestro organismo, estos remedios pueden ayudar a que la hepatitis B y C sean un poco más llevaderas.

Pero ante todo se debe recordar que lo primordial en estos casos es acudir a un especialista capaz de recetar el remedio más eficaz de acuerdo a cada persona, sin embargo, también resulta de ayuda saber los beneficios de algunos remedios y cómo pueden ayudar a sanar esta enfermedad.

como curar a un paciente con hepatitis

Hepatitis A

Esta resulta ser la más fácil de eliminar, suele ser muy aguda y es viral pero con algunas semanas de tratamiento y descanso resulta más fácil de curar a diferencia de las otras.

Es bastante probable infectarse con esta hepatitis al comer alimentos o beber agua contaminada con el virus, ya que es un virus que resulta ser sumamente contagioso, también puedes contagiarte al tener contacto directo con un objeto o una persona contagiada.

Se puede evitar de algunas maneras como por ejemplo:

  • Lavar todas las verduras, hortalizas y frutas muy bien antes de consumirlas.
  • Lavarse las manos bien al finalizar de cambiarle el pañal a un bebé.
  • Recordar vacunarse contra el virus cada año.
  • Evitar el consumo de mariscos crudos, como lo son las ostras.
  • Lavarse las manos a menudo, mayormente antes de comer y luego de ir al baño.
  • Evitar los alimentos en establecimientos que se encuentren en las calles, ya que la higiene suele ser muy baja.

Existen distintas maneras para tratar la hepatitis A y aquí explicaremos algunos.


 

La Alcachofa

La alcachofa expande la eficiencia de la función hepática y beneficia la capacidad biliar. Esto beneficia a la asimilación grasas.

Tiende a ser adquirido en extracto o hacer una infusión. Con el extracto de alcachofa necesitas seguir las indicaciones del fabricante.

La infusión se realiza con 2 cucharadas de hojas secas por cada litro de agua burbujeante. Se puede tomar 3 veces cada día, antes de las comidas.

Temas relacionados

 

Dientes de león y bardana

Estas hierbas son muy buenas para limpiar el hígado y la sangre por esto son excelentes para tratar la hepatitis, al momento de ser tomadas debe ser combinadas.

El extracto con diente de león cuenta con altos contenidos de potasio como también funciona como tónico para el hígado, desarrolla la producción de bilis y estimula el sistema digestivo.

Mientras que la infusión de bardana tiene propiedades diuréticas, es antiinflamatoria y es un excelente antioxidante, todos estos beneficios son eficaces para curar la hepatitis.  

remedios para curar todas las hepatitis

La Remolacha

Esta ayuda a la regeneración de las células del hígado, se puede combinar con otras frutas y la más recomendable es con jugo de limón. En una licuadora, licuar dos limones con una remolacha pelada y bien picada, licuar bien y tomar de inmediato.

Temas relacionados

 

Cúrcuma

La cúrcuma es un entusiasmo excepcionalmente ilimitado en la India. Es conjuntamente uno de los elementos primordiales del notable curry. Se utiliza la raíz y también puede tomar su principio activo, la curcumina.

Es recomendable agregarlo a las cenas de temporada o puede consumir el polvo directamente. También puede hacer una mezcla con 4 cucharaditas por cada litro de agua hirviendo. Beber frío, hasta 4 vasos por día.

Ayuda a desintoxicar el hígado, mejorar su funcionamiento y construye la generación de ácidos biliares.

como curar la enfermedad de la hepatitis

Cardo mariano

Se debe consumir el extracto que se consigue en las semillas, llamado silimarina. Este compuesto es excepcionalmente intenso para la hepatitis y otras enfermedades del hígado.

Se obtiene en concentrado sin licor o en cápsulas. Debe tomar 200-400 mg tres veces al día. Ayuda en la recuperación y reproducción del hígado.

 

Hepatitis B

Lo que diferencia la hepatitis B de la hepatitis A, es que la hepatitis B no tiene cura, pero tiene la ventaja de que desaparecerá de manera espontánea entre las 4 y 8 semanas. De acuerdo a los estudios realizados de cada diez adultos con hepatitis 9 se logran recuperar por completo.

Pero hay una gran cantidad de adultos que sufren la enfermedad y se convierten en portadores de esta, esto quiere decir, viven con hepatitis B crónica. Estas personas pueden llegar a contagiar la infección por toda su vida.

Esta resulta ser un poco más compleja de localizar en la sangre, ya que a través de una prueba de sangre se puede conocer que el virus se encuentra entre 2 y 3 semanas después de portarla, y puede transcurrir hasta un mes para que la prueba sea aún más confiable.



Aquí te daremos algunos remedios para tratar esta enfermedad.

vamos a curar la hepatitis

Medicamentos antivirales

Gran variedad de medicamentos antivirales pueden ser de ayuda, como el adefovir, la lamivudina, el entecavir y la telbivudina, pueden lidiar un poco con el virus y erradicar el daño que provoca al hígado.

Son medicamentos que debes tomar via oral pero antes es necesario consultar con el médico cuál es el más indicado para ese momento.

 

Inyecciones de interferón

El interferón es una sustancia producida por el cuerpo la cual se encarga de combatir las infecciones del cuerpo, pero esta es una versión creada por el humano.

Es mayormente utilizada en personas que porten hepatitis B y quieren evitar el largo tratamiento que esto conlleva o en mujeres que desean quedar embarazadas en pocos años luego de tener el virus, esta inyección no debe ser utilizada durante el embarazo por esto es recomendable realizar el tratamiento por lo menos de 1 a 3 años antes.

El interferón tiene efectos secundarios que pueden ser, dificultad para respirar, depresión, vómitos y náuseas.

 

Trasplante de hígado

Esta es una opción cuando ya el hígado se encuentra muy dañado, para esto un cirujano debe extraer el hígado dañado y conseguir un donante para reemplazarlo por uno sano. La mayoría de estos donantes ya han fallecido, pero existe una pequeña población que donan una porción de sus hígados.

Esta opción no es totalmente recomendable ya que en ocasiones el organismo puede rechazar el nuevo hígado, a pesar de hacer realizado los chequeos pertinentes para conocer si resultaba compatible o no.

tipos de hepatitis

Hepatitis C

La hepatitis C es un virus que es causado muchas veces por secuelas de enfermedades crónicas, como lo son la cirrosis hepática, cáncer hepático o insuficiencia hepática.

La hepatitis C debe ser controlada por un médico, ya que hasta ahora no existe una cura sino algunas limitaciones para evitar que el virus ocasione aún más daños al hígado, entre estas recomendaciones se encuentran:

Evita las bebidas que contengan alcohol ya que estas pueden acelerar el daño hepático y complicar aún más la enfermedad.

Previo a ingerir cualquier remedio ya sea un fármaco o una medicina natural se debe consultar con el médico de cabecera, ya que muchos pueden tener contraindicaciones y aumentar el daño incitado por el virus.

 

El regaliz

El ácido glicirricínico o glicirricina vigente en el regaliz es convincente, no solo hacia las contaminaciones de hepatitis A, B y C, sino además frente a el herpes simple. Esto fue asegurado por un conjunto de la Universidad de Cagliari en Cerdeña (Italia) llevado por el Dr. R. Pompei con un artículo distribuido en 1979 en Nature y en 1980 en Experientia.

Después de veinte años, un grupo del Hospital Universitario Erasmus en Rotterdam llevado por el Dr. Van Rossum reveló que al trabajar con 57 pacientes con hepatitis C crónica, la glicirricina alcanza lo que el interferón no obtiene.

En cualquier caso, por infusiones intravenosas de 240 mg 3 veces por semana durante varios meses. Sus trabajos se distribuyeron en 1998 en Farmacología Alimentaria y Terapéutica y en 1999 en el Diario de Gastroenterología y Hepatología.

vamos a curar la hepatitis con remedios caseros

El champiñón del sol

En 2002, los especialistas Inuzuka y Yoshida distribuyeron un examen en Farmacología y Terapéutica Japonesa en 20 pacientes de ambos sexos influenciados por la hepatitis C y las elevadas cantidades de transaminasas a las que se les administró extracto de champiñón del sol 2 veces al día durante aproximadamente dos meses viendo que en el 80% de los casos las dimensiones disminuyeron sin síntomas negativos.

Un par de años después del hecho, en 2008, Bioscience, Biotecnología y Bioquímica se mostrarían en un proyecto de una reunión de examenes del la Facultad Médica Dokkyo de Mibu (Japón) dirigida por el Dr. Sorimachi.

Se manifestó que los concentrados hidroalcohólicos del hongo Sun reprimen in vitro el avance anómalo de los filamentos de colágeno en las células de aumento maligno del hígado.

Además, en 2011, creado por un grupo de especialistas de la Universidad Nacional de Taiwán de Taipei (Taiwán) llevado por Dr. MF Wu, surgió In Vivo, luego de controlar un hongo concentrado del sol en ratones con el hígado infectado.

Pudieron observar cómo descendían los niveles de transaminasas y poseía menos necrosis de hepatocitos y menos arreglo de fibrosis que entre las criaturas de control.

 

Hepatitis autoinmune

Dicha hepatitis es causada cuando el sistema autoinmune ataca nuestro hígado, lo cual causa la muerte de estos tejidos e inflamación. En la mayoría de los casos la hepatitis autoinmune se presenta en mujeres entre los 15-40 años.

La enfermedad es poco común, generalmente se presenta como una hepatitis extremadamente intensa, por ejemplo, hepatitis crónica o como cirrosis. La proximidad de los anticuerpos antinucleares y su similitud con algunas indicaciones de lupus eritematoso fundacional hicieron que se llamara hepatitis lupoide.

remedios caseros para la hepatitisMás tarde se demostró que esta enfermedad no se identificó con el lupus, por lo que, en este momento, se llama hepatitis del sistema inmunológico. Este virus se convierte en crónico y no logra ser evadido.

En unos estudios ejecutados en los últimos años se conoció que la hepatitis autoinmune puede ser hereditaria, ya que algunos pacientes portadores de la misma tienen algún familiar que sufre o sufrió enfermedades autoinmunes.

Hepatitis alcohólica

Este virus es una irritación intensa del hígado y es una enfermedad destructiva con opciones limitadas de tratamiento, por lo que la abstinencia es fundamental para evitar que el hígado sufra más daño.

A veces, el daño causado se puede cambiar cuando los pacientes dejan de beber. En cualquier caso, la ubicación temprana de la dolencia, a través de pruebas de sangre y orina, y el tratamiento adecuado pueden ayudar a disminuir las indicaciones.

Para evitarla lo mejor es beber con moderación y evitarlo lo más que se pueda, tanto la ingesta del alcohol como la del cigarrillo.

Los remedios para dicha hepatitis son un poco escasos ya que el mejor es evitar las bebidas alcohólicas pero aun así existen algunos que pueden ayudar a alivianar un poco esta dolencia.

 

Abandono del alcohol

En caso de que se haya determinado que se padece de hepatitis alcohólica, es forzoso dejar de ingerir licor eternamente. Es el principal enfoque concebible para cambiar el deterioro hepático o para impedir que el hígado se deteriore aún más.

Las tasas de supervivencia de las personas que experimentan los efectos nocivos de la hepatitis producida por el alcohol y por ende aquellos que dejan de ingerir estas bebidas son las principales tasas de supervivencia de aquellos que en cambio continúan bebiendo.

remedios para curar la hepatitis ya

Medicinas para calmar la infección del hígado.

Al acudir al médico lo más probable es que le recete alguno de estos medicamentos:

  • Corticosteroides: Estos medicamentos indicaron ventajas momentáneas en la permanencia de sujetos determinados con hepatitis alcohólica extrema.

Aunque, los corticosteroides poseen síntomas secundarios graves y, por regla general, no se recomiendan en caso de que se sufre de deficiencia renal, sangrado gastrointestinal o alguna infección.

  • Pentoxifilina: El especialista puede recetar este medicamento calmante en caso de que tenga una hepatitis alcohólica grave y no logre utilizar corticosteroides.

 

La utilización de la pentoxifilina para contrarrestar la hepatitis producida por el  alcohol es confusa. Algunas investigaciones muestran que la pentoxifilina puede no ser convincente en personas con hepatitis alcohólica contenida o en personas que no reaccionaron al método con esteroides.

como curar la hepatitis

Hepatitis en perros

La hepatitis es una enfermedad que en su mayor parte influye en el hígado del canino, que es un órgano básico para la digestión del cachorro.

Ante la posibilidad de que el hígado deje de funcionar o lo haga de manera incorrecta, el bienestar del perro comenzará a desmoronarse lógicamente, lo que provocará la desaparición del mismo.

Ni los perros ni las personas pueden vivir sin un hígado, por lo que es esencial distinguir a tiempo la hepatitis en perros.

Ya que no pueden conversar con nosotros y revelarnos que esto es perjudicial, sin embargo, pueden demostrar ciertas indicaciones que nos darán indicios para que sepamos que no se encuentran bien.

Para aliviar todos los fuertes inconvenientes y una amplia gama de tormentos, se prescribe tomar antiinflamatorios bajo supervisión terapéutica, nunca administren algún medicamente si no está prescrito ya que esto podría agravar la situación.



Dado que la mascota está enferma, el hígado dispensará paso a paso una porción de los medicamentos controlados por la criatura, por lo que podría ser importante reducir las dosis o aumentar el intervalo entre los medicamentos.

Los remedios para la hepatitis en perros son un poco escasos ya que resulta bastante delicada esta enfermedad en los caninos, lo más recomendable siempre será acudir al veterinario ya que cualquier medicamento ya sean fármacos o naturales dependen del peso y el organismo de cada animal.

 

Algunas recomendaciones para aliviar el malestar por el hígado inflamado.

  • Es necesario beber abundante agua para ayudar en la eliminación de toxinas
  • Evitar por todos los medios ingerir alcohol, refrescos o gaseosas, café o bebidas energéticas
  • No es recomendable la ingesta de medicamentos a menos que sean prescritos por un médico, evitar auto medicarse es el mejor remedio.
  • No comer alimentos fritos, comida chatarra o de la calle, alimentos altamente procesados, alimentos ricos en grasas, embutidos, lácteos y sus derivados, y huevos.
  • Tratar llevar una dieta vigorosa rica en frutas y verduras frescas, pescados y cereales integrales.
  • Antes de decidir hacer algún cambio importante en la dieta, se debe consultar con el médico.
  • Evitar el levantar objetos pesados por lo menos hasta saber que la inflamación en el hígado ha bajado.
  • Aunque muchas medicinas naturales pueden servir para ayudar a mejorar, hay que recordar que la hepatitis en cualquiera de los casos es una enfermedad grave, y lo más recomendable es acudir a un especialista antes de consumir cualquier remedio.

 

Alimentos medicinales para la hepatitis

Vitaminas C: El hígado utiliza los antioxidantes que suministran los vegetales y las frutas para cumplir sus tareas de desintoxicación del cuerpo. Una dieta rica en frutas y verduras frescas es la mejor manera de conseguir esta vitamina.

Té verde (Camellia sinensis): Sus propiedades antioxidantes pueden prevenir la degeneración del hígado y cáncer hepático, tomar 3 veces al día infusión de té verde puede ayudar a sanar y prevenir que el hígado se lastime mas con este virus.

Vinagre de manzana: Este remedio resulta purificador lo cual ayudará a eliminar las toxinas que se encuentran en el hígado. Se recomienda disolver una cucharada de vinagre de manzana y una cucharada de miel en un vaso de agua y beberlo tres veces al día.

remedios caseros para curar la hepatitis

Cuidados para una persona con hepatitis

Al padecer hepatitis (A,B,C,D,E), es sumamente importante hacer todo lo necesario para mantener el hígado sano. Una parte importante es ver a un doctor que se especialice en el tratamiento de enfermedades del hígado.

El médico podrá recomendar cual medicinas puede usar para el tratamiento de la hepatitis. También efectuará exámenes de sangre que calcularán la condición del hígado.

Estos exámenes revelan las enzimas del hígado en la sangre. Niveles altos de esas enzimas significan que el hígado está sufriendo deterioro a causa del virus.



Otras formas en que puede curar la hepatitis son:

  • Hablar con el especialista sobre cualquier medicamento que esté ingiriendo, incluidos los que se comercializan sin receta. Ciertos de estos medicamentos deterioran al hígado.
  • No ingerir más de una bebida alcohólica por día, lo principal es que las personas con hepatitis no beban alcohol en lo absoluto.
  • Vacunarse contra el virus todos los años. Si la molestia en el hígado es severa, también debe tomar una vacunación para el neumococo.
  • No comer ostras crudas. Las ostras contienen un germen que causa una infección sanguínea que puede ser fatal para las personas con enfermedades del hígado.
  • Llevar una dieta sana, con muchas frutas y vegetales.
  • Mantenerse alejado de los químicos y toxinas fuertes, como los pesticidas, fumigaciones y diluyentes de pinturas. Éstos pueden ingresar al organismo y deteriorar el hígado.
     

Hepatitis D,E,F,G.

La hepatitis D es un virus imperfecto que requiere el virus de hepatitis B para coexistir. El virus de la hepatitis D se halla en la sangre de las personas contagiadas con el virus de la hepatitis B.

La hepatitis E es un virus (VHE) que se transmite de manera muy parecida al virus de la hepatitis A. Mayormente es transmitida por las heces, ya sea en aguas contaminadas o en algunas ocasiones mediante relaciones sexuales.

La hepatitis F y la hepatitis G es el virus más reciente, por lo tanto se conoce poco sobre él. Se cree que es transmitido a través de la sangre, mayormente en personas que utilizan drogas endovenosas.

 

¿Tiene cura la hepatitis?

En gran porción de los casos la hepatitis tiene cura, pero en algunos otros, cuando la persona no es adecuadamente tratado o no sigue las alineaciones del médico, la enfermedad puede crear complicaciones siendo mucho más difícil su cura, e inclusive llegando a causar daños hepáticos y la muerte.

Los casos más graves pueden necesitar la hospitalización de la persona para controlar la enfermedad, porque la hepatitis crónica acrecienta el riesgo de desarrollar cirrosis, y a su vez la cirrosis agranda el peligro de cáncer de hígado.

Otras dificultades de la hepatitis pueden ser glomerulonefritis del virus de la hepatitis B y la crioglobulinemia del virus de la hepatitis C.

Temas relacionados
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.