¿Conoces TODO sobre la Torticolis? Qué es la Torticolis, causas, síntomas, diagnóstico, tratamiento y demás!

¡Comparte con amor!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

torticolis 1

El torticolis es ese dolor en el cuello con el que muchas veces despertamos después de tener una mala noche. No solo se trata de dolor, sino también sentimos rigidez y una muy fuerte molestia al momento de girarlo o moverlo. Esto puede afectar desde los más adultos hasta los más pequeños de la casa.

Esta alteración de la zona del cuello, aunque generalmente es llamado “La torticolis”, la RAE (Real Academia Española) sostiene que es “El torticolis”

Generalmente, el torticolis se debe a una mala postura mientras trabajamos, utilizar almohadas muy altas o duras al momento de dormir, o simplemente mantener la misma posición durante toda la noche.

Aunque también se suele decir que es causado por movimientos demasiado bruscos, frio, infecciones, estrés y frustración, esto último es debido a que el estrés es canalizado a través del hígado y este produce un acto reflejo en las vértebras cervicales.

El torticolis es una afección que se da a nivel cervical, muchas veces viene acompañado con dolores en el brazo, la zona dorsal, incluso dolores de cabeza y mareos.

Esto es bastante incomodo, pero no es algo grave o de que alarmarse, generalmente es una alteración que te obliga a mantener el cuello torcido y mantener la cabeza sin movimiento. Aunque algunas personas dicen que utilizar una bufanda, mantener suficiente reposo e ingerir medicamentos antiinflamatorios, resuelven el problema.

Después de todo te deben haber surgido muchas dudas sobre el torticolis, por eso te vamos a aclarar específicamente todo sobre este mal, qué es, por qué se produce, cuáles son sus signos y síntomas, cuál es el mejor tratamiento y mucho más.

¿Qué es el torticolis?

“Torticolis” se origina del latín “tortus”, que significa “torcido” y “collis” que quiere decir “cuello”.

Cuando ocurre una torticolis, es porque sucede una contracción muscular prolongada de los músculos del cuello, generalmente se ve afectado el esternocleidomastoideo, aunque también puede suceder que estén afectados el trapecio, los escalenos o el angular de la escapula.

Esta indisposición genera que mientras la cabeza esta ladeada hacia un hombro y el mentón esté de lado hacia el otro hombro contrario.

El torticolis se puede presentar tanto en adultos como en niños. Cuando se presenta en recién nacidos es debido a una mala posición en la que se encontraba la cabeza durante su formación en el útero o también puede ser porque los músculos involucrados en el riego sanguíneo que van hacia el cuello se encuentran lesionados.

¿Por qué se produce el torticolis?

Muchos doctores especializados en esta área sostienen que las causas del torticolis van desde un defecto genético o hereditario, hasta una hiperextensión muscular.

Como se dijo anteriormente, también se sabe que al dormir en una posición inadecuada durante toda la noche, realizar movimientos demasiado bruscos, el frio, infecciones, frustración y en algunos casos el estrés tiene mucho que ver en esta afección.

torticolis

¿Cuáles son los tipos de tortícolis que se conocen?

Tipos:

  • Tortícolis: Esta se genera a raíz de movimientos muy bruscos del cuello o mantener una mala postura.
  • Idiopática: Es cuando la alteración se produce sin alguna causa aparente.
  • Congénito: Sucede dentro del útero, durante la formación del bebé. Es cuando el feto adopta una mala posición durante su desarrollo o presenta problemas en el riego del cuello del feto.
  • Tortícolis espasmódica psicógena: Esto se reconoce cuando se sufren crisis de espasmos en el cuello, las cuales generalmente vienen acompañadas de dolores.

Según la posición en la que se encuentre la cabeza, el torticolis se puede clasificar en:

  • Laterocollis: Es cuando la cabeza se ladea hacia un hombro.
  • Tortícolis rotacional: La cabeza se encuentra girada hacia un lado en el eje longitudinal.
  • Anterocollis: Se refiere a la cabeza y el cuello inclinados hacia adelante
  • Retrocollis: Es lo contrario a la anterocollis, es decir, la cabeza y el cuello se mantienen inclinados hacia atrás.

Tipos de torticolis

Signos y síntomas

El síntoma más frecuente del torticolis es la dificultad de movilizar el cuello de forma natural o normal. Otro de los síntomas infaltables es el dolor que suele empeorar al momento de mover el cuello, esto es lo que se conoce como rigidez.

Algunas veces, el torticolis se vuelve tan exagerada que llega al nivel de que un hombro este más elevado que otro o que la mejilla entre en contacto con el hombro.

El dolor de cabeza y los mareos generalmente aparecen como efecto secundario del torticolis.

Este mal no deja de ser también una exteriorización clínica de algún proceso latente, por lo que si el torticolis es por causa de una infección es muy probable que el paciente o quien lo padece, sufra de fiebre, inflamación y un dolor bastante intenso en la zona que se está viendo afectada.

Diagnóstico del torticolis

Diagnosticar una torticolis es relativamente sencillo, con realizar la historia clínica y una buena exploración física será más que suficiente. Además de que en la mayoría de los casos, la persona que está siendo afectada reconoce la causa de la afección, ya sea un movimiento muy brusco, una mala posición durante mucho tiempo, etc.

Durante la realización de la exploración física se debe comprobar el dolor, sobre todo en el musculo esternocleidomastoideo, donde se llega a palpar o sentir un bulto.

En otro orden de ideas, si se trata de torticolis congénita infantil se debe realizar una exhaustiva exploración física en el bebé, en la que se debe incluir el sistema musculoesqueletico y claramente, el sistema neurológico.

Tratamiento del torticolis

El torticolis común, a pesar de ser muy molesto es benigno y puede resolverse por sí mismo en una o dos semanas. Lo mas recomendable es no forzar la musculatura afectada, es decir, los musculos del cuello si esto sucede. Sino mantenerlos en un reposo relativo.

En estos casos, no es recomendable el uso de collarín, debido a que lo que ocurriría sería una debilidad de los músculos, lo que sería contraproducente luego de un tiempo.

Mientras los síntomas persistan, se puede llevar un tratamiento a domicilio o un auto tratamiento, como lo son el aplicar calor e ingerir medicamentos antiinflamatorios y analgésicos en caso de presentar un dolor muy intenso.

No se recomienda ingerir relajantes musculares ya que pueden provocar efectos secundarios no deseados, en caso de ingerirlos deben estar prescritos por un médico.

Si el dolor es muy intenso o si usted lo prefiere, puede contactar a un fisioterapeuta, quien aplicara técnicas de masaje, ultrasonido, estiramiento pasivo y otro tipo de técnicas especializadas que pueden suponer un gran alivio.

Sin embargo, para este tipos de técnicas debe ser una persona bien calificada, ya que en caso de ser una persona sin experiencia ni calificación, puede suponer un riesgo por la zona delicada como lo es la cervical.

diagnostico de la torticolis

RelatedPost

  •  
    2
    Shares
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.